¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Tu marido es mejor que los demás y lo sabes

WORK
Rawpixel.com - Shutterstock
Comparte

Un estudio de "Maternidad y trayectoria profesional" ha tomado nota de cómo ven las mujeres a sus cónyuges y al resto respecto a las tareas de casa.

Algo hizo que te enamoraras de él. Y algo hizo que te comprometieras a amarlo por encima de todos los demás hombres. Y es que, además, los estudios aseguran que la mujer valora mejor a su pareja que a cualquier otro varón una vez se ha llegado a la convivencia y se le ha visto actuar en casa.

El más reciente, “Maternidad y Trayectoria profesional”, dirigido por la profesora Nuria Chinchilla, directora de I-WIL (Women in Leadership, IESE), revela que ellas creen que un buen número de hombres ha asumido que las tareas de la casa y el cuidado de los hijos son compartidas. En entrevistas a más de 8.000 personas, un 69% afirma que los cónyuges (varones) asumen las tareas del hogar como algo propio.

MAN CLEANING DISHES
Jaran Jai Wicklund | Shutterstock

Ellos se han hecho más responsables de las cosas de casa

También responden en un 70% que los hombres tienden a no responsabilizarse de lo doméstico. Sin embargo, un 47% dice dice que su marido sí lo hace.

En otra pregunta, un 74% de las mujeres reflejan que los hombres en general tienen una situación de ventaja en el hogar. En cambio, un 60% dicen que su marido (o pareja) no tiene esa ventaja y ya vive en situación de igualdad respecto a ellas.

Un micromachismo como puede ser aprovecharse de las “capacidades femeninas de servicio” baja hasta el 53% de las encuestadas, que dicen notarlo en sus maridos, pero la cifra es positiva en relación con lo que notan a su alrededor entre el resto de hombres: afirma el 69% que el resto de hombres sí se aprovecha de estas “capacidades femeninas”, como atender a los enfermos, hacer la comida o limpiar la casa.

Los datos del estudio son realmente esperanzadores: por un lado, confirman que muchas mujeres supieron escoger a su media naranja y acertaron con un hombre que con sus actitudes en casa protege y fomenta la maternidad. Y, por otro lado, también puede ocurrir que, frente a la despreocupación del varón sobre cuestiones de la casa en general, en cuanto a éste se le sitúa en posición de cónyuge, sabe sacar lo mejor de sí mismo y crece en responsabilidad.

La profesora Chinchilla señaló ayer, en una jornada sobre Natalidad celebrada en Barcelona, que “debemos distinguir entre la actitud pública y privada que se da ante la mujer por el hecho de ser mujer y la que se da por ser madre. Interesa fomentar a todos los niveles que no solo se ayude a la mujer y punto, sino que se le facilite el que pueda desarrollarse como madre. Saber que el varón asume más las responsabilidades de la casa es un paso adelante para conseguirlo“.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.