¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

“Casa Sor María Catalina”, el último refugio de los enfermos terminales en Bolivia

SOR MARIA CATALINA
CENACOM-Arquidiocesis De Sucre
Comparte

La inauguración de esta casa de acogida coincide con el centenario de la muerte de Sor María Catalina

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Sor María Catalina Irigoyen Echegaray, una beata nacida en España en el Siglo XIX, tiene un cariño especial por Bolivia. Fue en este país sudamericano donde sucedió el milagro –la cura inexplicable del doctor Luis Fernando Padilla, quien presentó súbitamente meningitis y otras complicaciones cerebrales –para que Sor María Catalina fuera beatificada el 29 de octubre de 2011.

Por estos días se conmemoran los 100 años de su partida –octubre de 1918- y en el hospital San Pedro Clavel de Lajastambo, en la ciudad de Sucre, se inauguró recientemente la “Casa de acogida Sor María Catalina”, un lugar que bien puede ser considerado como último refugio para los enfermos terminales, el sitio donde pueden encontrar el abrazo más esperado antes de la partida definitiva.

 

“Hicimos esta casa con todo cariño con ilusión y sobre todo deseando que el enfermo terminal tenga toda la comodidad hasta que se encuentre con Dios padre feliz y en tranquilidad. Todavía no está terminado en cuanto a los materiales y equipamiento, pero si todo lo básico para su funcionamiento”, expresó al portal Iglesia Viva Sor Loreto Cazado, Superiora Hnas. Siervas de María, congregación religiosa a la que pertenecía Sor María Catalina.

“Estamos en el centenario de la muerte de Sor María Catalina, el 11 de octubre recordamos 100 años de su partida y es por eso que inauguramos esta casa a memoria suya porque sabemos que ella va ayudar mucho a los enfermos”, continuó.

 

“Sor María Soledad nuestra madre fundadora de las Siervas de María era una amante de los enfermos de Sucre aquí hizo el gran milagro para su canonización y Sor María Catalina hizo su milagro para su beatificación en Santa Cruz, o sea, que tienen un cariño especial para Bolivia y ese cariño no los han transmitido a nosotras y por eso es grande nuestra felicidad por hacer esto posible en favor de los que nos necesiten”, concluyó.

A continuación las mejores imágenes de la inauguración:

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.