¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El Papa: Juan Pablo II desde el cielo acompaña las familias, los jóvenes y los abuelos

©gales_lau
Comparte

El Pontífice recordó junto con un grupo de fieles polacos el 40° aniversario de la elección a la Sede de Pedro de Karol Józef Wojtyla (1920-2005)

“San Juan Pablo II no deja de velar por la Iglesia” y en especial por “las familias, los jóvenes, los abuelos, los sacerdotes, las religiosas y todos los consagrados; los más desfavorecidos, los que sufren”, dijo el papa Francisco esta mañana, 10 de octubre de 2018, antes de la audiencia general, a una delegación de 700 fieles de la ciudad de Cracovia, donde fue obispo auxiliar Wojtyla (desde 1958) y arzobispo (desde 1962) y que recibió a Bergoglio en la JMJ del verano de 2016.

“San Juan Pablo II ha enriquecido a la Iglesia universal con una gran cantidad de dones, que en gran parte heredó del tesoro de la fe y la santidad de vuestra tierra y de vuestra Iglesia”, dijo con motivo del 40° aniversario de la elección a la Sede de Pedro de Karol JózefWojtyla(1920-2005), quien se convirtió en el primer papa polaco de la historia y en el primero no italiano desde 1523.

Juan Pablo II “trajo en su corazón y, por así decirlo, en la carne los testimonios de los santos de Cracovia: desde San Estanislao y Santa Eduvigis  reina, hasta San Alberto y Santa Faustina”.

El Papa destacó la “dedicación ilimitada a Dios y la gran sensibilidad para cada hombre; dedicación y sensibilidad manifestadas en su ministerio sacerdotal, episcopal y papal”.

“Recibió de Dios  – continuó – el gran don de poder leer los signos de los tiempos a la luz del Evangelio,  y lo hizo fructificar a beneficio del camino de su pueblo”

Papa Wojtyla“en los diversos eventos dolorosos nunca perdió la confianza en Dios ni la fidelidad a la propia cultura arraigada en el espíritu cristiano”, abundó Francisco.

“Fiel a estas raíces, trató de hacer que la Iglesia se erigiera como guardián de los derechos inalienables del hombre, de la familia y de los pueblos, para ser signo de paz, de justicia y de desarrollo integral para toda la familia humana”.

Al mismo tiempo, subrayó que el primer Papa polaco  “siempre” dio “la prioridad de la gracia y la obediencia a la voluntad de Dios”, antes de “cualquier cálculo humano”.

Francisco indicó que san Juan Pablo II ha dejado a todos una “rica herencia”  que es “un desafío para ser fieles a Cristo y responder con alegre dedicación al llamado a la santidad” en “nuestra situación personal, familiar y social específica”.

El Papa latinoamericano aseguró que se encomienda a la intercesión de san Juan Pablo II, patrón de la juventud y de las familias, mientras se celebra en el Vaticano un Sínodo dedicado a la vocación de los jóvenes del mundo (3-28 octubre de 2018).

“Yo también me encomiendo con vosotros a su intercesión. Les agradezco por su visita y les bendigo a todos ustedes y a toda la comunidad diocesana de Cracovia. Por favor no  se olviden de rezar por mí”, concluyó.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.