¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

El número de pederastas en el mundo es muy alto, como la delincuencia sexual

ABUSE
Shutterstock-271 EAK MOTO
Comparte

Los sacerdotes católicos ocupan un lugar muy pequeño y el círculo se ha estrechado mucho gracias a la tenacidad del papa Francisco  

En el mundo hay centenares de miles, por no decir millones, de personas (casi todos hombres) condenados o acusados de pederastia. La pederastia es una plaga, un mal que, finalmente, la sociedad actual decide combatir. Sin embargo, hay lugares donde la pederastia es tolerada.

Varios países tienen incluso registros oficiales con los nombres de los condenados, los cuales tienen prohibido trabajar con niños. En dichos registros, la gran mayoría son hombres (más de un 90 por ciento), según datos no oficiales de Naciones Unidas, consultados por Aleteia. Son por lo general, familiares de las víctimas (la mayoría) profesores, educadores, trabajadores en centros deportivos, homosexuales, trabajadores de ONG, proxenetas, traficantes de niños, monitores, voluntarios en trabajo con niños y también sacerdotes católicos y de otras confesiones cristianas, así como budistas, musulmanes y otros. 

¿Cuántos hay en el mundo? Los organismos antes citados no tienen cifras, pues en numerosos países no existen datos sobre este tema, e incluso, en algunos, no existe ni siquiera es delito la pederastia, como hemos dicho. Pero no sería exagerado decir que el número de pederastas se cuenta por centenares de miles, si no por algún millón, si contamos los países asiáticos y africanos. Según Unicef, 120 millones de niños han sufrido abusos sexuales, en número muy superior, las niñas.

Los países que tienen registro oficial de pederastas y abusadores sexuales son: Estados Unidos, Alemania, Canadá, España, Portugal, Argentina, Australia, etc. 

El modo de tener y gestionar el registro varía según los países. En Estados Unidos el número de delincuentes sexuales (sex offenders) registrados es de 859.500; en el Reino Unido son 55.236 los condenados por abuso sexual solo en los años 2016-2017 (en los últimos 10 años ha aumentado el 82 por 100, pasando de 30,416 en 2006-2007 a 55,236 en 2017). 

En Estados Unidos, hay una red en línea llamada “Ley de Megan” que enumera las direcciones, los delitos, las imágenes y las identidades de todos los delincuentes sexuales condenados. Es el único país que tiene este registro disponible gratuitamente al público. En todos los países el número de pedófilos y abusadores sexuales sigue aumentado de forma alarmante, año tras año. También en China, donde hasta ahora tenía una legislación tolerante con el abuso a niñas y mujeres. En algunos países asiáticos hay incluso turismo pedófilo, con lo que no hay legislación ni datos estadísticos. 

A nivel europeo se estima que hay 18 millones de niños víctimas de abusos sexuales, según datos de la Interpol, o sea alrededor del 20 por ciento de niños.

En España hay 45.155 personas que no pueden trabajar con niños

En España, desde el año 2015, existe el Registro Central de Delincuentes Sexuales. Es obligatorio presentar un certificado de este registro para todos cuantos quieran trabajar en actividades relacionadas con niños (ONG, escuelas, centros deportivos públicos, comedores, o cualquier actividad relacionada con la infancia) para demostrar que no están inscritos en él. 

Pues bien, en España están impedidos a trabajar con niños un total de 45.155 personas –de las cuales 2.574 son menores– según informó el diario “El País” el pasado 3 de octubre. En los últimos dos años y medio más de 5,1 millones de personas han solicitado el certificado. En este país, el 96,4 por 100 de las penas impuestas a delincuentes contra menores recaen sobre hombres. 

El registro, dependiente del Ministerio de Justicia no es público, como es lógico, pero pueden tener acceso a él los jueces, fiscales y la policía judicial, así como órganos de la administración, según el Real Decreto de 2015. Las personas que están en el registro cancelan su nombre a los 30 años de estar inscritos si eran mayores cuando cometieron el delito, y si son menores cuando prescriban los antecedentes penales. 

La red de emisoras de la Cadena SER publicó un mapa mundial sobre la pederastia a final de 2014, y afirmaba que en España había “una decena de sacerdotes condenados” por abusos sexuales a menores. En marzo de 2018 solo cinco sacerdotes cumplían condena. También existen los tribunales eclesiásticos que han emitido sus condenas. Puestos en contacto con la Secretaría General de la conferencia Episcopal, dijeron a Aleteia que no tenían cifras sobre este tema. Oficialmente tampoco ha facilitado cifras el Ministerio de Justicia, de quien depende el Registro.

Este registro de abusadores sexuales de niños es obligatorio en todos los países de la Unión Europea por el Convenio del Consejo de Europa para la Protección de los Niños contra la Explotación y el Abuso Sexual, aunque no todos los países han desarrollado este Convenio en sus legislaciones.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.