¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

5 iglesias espectaculares ubicadas en la cima de las montañas

SAN MICHELE
Comparte

Las colinas y las montañas están cargadas de un poderoso simbolismo religioso. Las cimas de las montañas están más cerca del cielo y, por lo tanto, de Dios

Desde el Sinaí hasta Sion, las montañas y colinas son a menudo el telón de fondo de sucesos sagrados tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. De hecho, se calcula que las “montañas” se mencionan por lo menos 500 veces en las Escrituras. Esto se debe en parte a que muchos de los acontecimientos escritos en la Biblia ocurren en lugares montañosos, pero también a que las colinas y las montañas están cargadas de un poderoso simbolismo religioso: las cimas de las montañas están más cerca del cielo y, por lo tanto, de Dios. Eso puede explicar por qué, desde el nacimiento del cristianismo, se han construido iglesias sobre acantilados escarpados, montañas rocosas o suaves colinas. Aquí hay cinco iglesias espectaculares que fueron erigidas en cimas de montañas:

1. Sacra di San Michele, Italia

SAN MICHELE
Elio Pallard | CC BY-SA 4.0

Construida en la cima del monte Pirchiriano, en el norte de Italia, la abadía de San Miguel debe su fama al escritor italiano Umberto Eco, que la eligió como escenario de su galardonada novela de misterio El nombre de la rosa (1980). Una leyenda local dice que la abadía en la cima de la montaña fue construida por un ermitaño, san Juan Vicente, para honrar a Miguel, el arcángel que luchó contra Lucifer. Según los primeros testimonios escritos sobre la abadía, de mano de un monje llamado William, fue construida a finales del siglo X; su influencia bizantina se aprecia en las columnas y arcos de su cripta. La fachada románica de la abadía, que se yergue por encima del valle, conduce a una empinada escalera llamada “Escalera de los Muertos”, coronada por una imponente puerta de mármol del siglo XII conocida como “Puerta del Zodíaco”. Durante el siglo XI, el edificio fue ampliado por monjes benedictinos que anexaron un pequeño monasterio y algunas habitaciones de huéspedes para los peregrinos que viajaban por la vía francígena.

2. Felsenkirche, Idar-Oberstein, Alemania 

Mduesi | CC BY-SA 2.0

También conocida como “Iglesia de la roca” y “Capilla en el risco”, la iglesia Felsenkirche parece que hubiera surgido de la misma tierra en las montañas rocosas cerca de la ciudad de Idar-Oberstein, en el oeste de Alemania. Según una leyenda del lugar, fue construida por un príncipe local, Wyrich, a modo de expiación por haber matado a su hermano empujándolo por el acantilado donde estaba su castillo. Ningún registro histórico menciona el suceso, pero lo que sí es seguro es que una cueva natural formada a partir de un manantial que había servido previamente como fortificación defensiva y como refugio para los aldeanos cercanos se convirtió en la ubicación de la iglesia en torno a 1484. Hoy en día, su singular ubicación y sus obras de arte, incluyendo un crucifijo de ágata, una pila bautismal gótica de piedra y un órgano en funcionamiento fechado en 1756, atraen a unos 100.000 visitantes al año, que suben la escalera de 230 escalones para visitarla.

3. Chapel on the Rock, Denver, Estados Unidos 

CHAPEL ON THE ROCK
PD

Construida en 1936, esta “Capilla en la roca”, oficialmente conocida como la capilla de Santa Catalina de Siena, es uno de los monumentos más importantes de Colorado. Situada en las afueras del Parque Nacional de las Montañas Rocosas, cerca de Allenspark, debe su construcción a Monseñor Joseph Bosetti, quien, en 1916, se topó con el acantilado mientras intentaba localizar el lugar de impacto de un meteorito. Al ver la formación rocosa, Bosetti se acordó de Mateo 16,18, que lee: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella”. Pasó los siguientes 20 años tratando de convertir su visión en realidad, gracias a las tierras donadas por los terratenientes locales, el señor y la señora Malo, y al diseño del arquitecto de Denver, Jacques Benedict. En 1993, el papa Juan Pablo II visitó la capilla como parte de su viaje a Denver para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud y pasó algún tiempo caminando por los senderos cercanos del Campamento de San Malo, que más tarde se denominó Sendero de Juan Pablo II en su honor.

4. Saint Michel d’Aiguilhe, Le Puy, Francia

CHAPEL ST MICHEL
Jean Pol Grandmont | CC BY-SA 3.0

Si existiera un premio a la iglesia más pintoresca en la cima de un promontorio, probablemente sería para Saint Michel d’Aiguilhe, construida en el año 969 sobre un tapón volcánico de 85 metros de altura por obra de un obispo local llamado Godescalc, que quiso celebrar su regreso de una peregrinación al santuario de Santiago de Compostela, España. Por este motivo, parte de la arquitectura de la capilla recuerda a edificios sagrados de España, en especial al trabajo de la piedra de la catedral de Córdoba, heredera del antiguo califato. Hoy en día, la capilla sirve como punto de partida para esa misma peregrinación y muchos visitantes hacen bendecir sus bastones en el santuario de la cima del acantilado antes de comenzar su caminata. La cima del acantilado mide apenas 60 metros de diámetro, de ahí el nombre de ‘aiguilhe’, que significa ‘aguja’, y solamente se puede acceder a ella por una escalera lateral de 268 escalones.

5. Monasterio de Jvari, Mtskheta, República de Georgia

JVARI MONASTERY
Alex1979 | CC BY-SA 4.0

Construido sobre una colina rocosa en la confluencia de los ríos Mtkvari y Aragvi en Georgia, Europa del este, el monasterio de Jvari es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura georgiana y Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Según una tradición local, su emplazamiento fue el lugar donde santa Nina, una mujer evangelista del siglo IV, construyó una cruz de madera sobre un templo pagano anterior, que no tardó en atraer peregrinos de todas partes del entonces reino de la Iberia georgiana. Ningún relato histórico puede demostrar la veracidad de esta historia, pero lo que es cierto es que el edificio actual data de aproximadamente 590 – 605 cuando el rey Erismtavari Stepanoz I gobernaba el reino. Hoy en día, el complejo de Jvari es uno de los primeros ejemplos de “iglesia de cuatro ábsides con cuatro nichos”, una técnica también conocida como “tetraconcha” que se convirtió en un rasgo distintivo de la arquitectura georgiana y que inspiró el estilo de muchas otras iglesias de la región.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.