Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cómo aspirar a que mi empresa sea eficiente o excelente? 

OFFICE

Photo by rawpixel on Unsplash

César Nebot - publicado el 30/09/18

Para llegar a la excelencia es necesario atender la dimensión más humana de su equipo

Es habitual entre empresarios que pretenden cierta solvencia empresarial y una supervivencia consolidada en el mercado que se centren en la eficiencia como concepto que les permite lograr mayores cuotas de competitividad.

Esa competitividad sería el garante en sí de supervivencia en un mercado en competencia ya que puede ajustar precios.La eficiencia entendida como el no desperdicio de recursos puede tener vertientes de nivel técnico, como una mejor combinación de inputs o eficiencia organizativa, relacionada con la relación de las partes de la empresa para no desperdiciar recursos tan valiosos como el tiempo.

Por supuesto, la mayoría de los empresarios creen poseer un conocimiento casi perfecto de su organización por su plena dedicación y su preocupación por la eficiencia y competencia.Pero esto no es suficiente.

Todo el mundo suele ver normal que un entrenador de un equipo deportivo de élite para competir al más alto nivel no se contente únicamente con conocer los recursos técnicos y con saber combinar tácticamente a sus jugadores.Se entiende normal que esté al tanto de las circunstancias personales de sus jugadores e incluso que disponga de cierta capacidad psicológica para lidiar los conflictos personales.Está encima de lassituaciones personales de sus jugadores a pesar de ser adultos para que el rendimiento del equipo no decaiga en la temporada. Y es queen todos los ámbitos se entiende que el equipo no sólo debe ser competitivo sino que además debe lograr cotas de excelencia.Y es que más allá de la eficiencia, la excelencia requiere una aproximación a la dimensión humana de cualquier agrupación.

A pesar de esto, resulta curioso que esos empresarios que creían conocer bien su propia empresa y que entienden perfectamente el símil del equipo deportivo, muestran un gran desconocimiento sobre las circunstancias personales, familiares e incluso de salud de los integrantes de su empresa.

Aunque para lograr excelencia sería imprescindible que cualquier líder o responsable de equipos humanos conociera esta dimensión personal no suele ser lo habitual. Generalmente se suele abocar a la responsabilidad individual por tratarse de personas adultas dejando de lado la empresa. Pero desde su carácter sistémico, tomar en cuenta el bienestar de los trabajadores no sólo repercute en su salud individual sino que repercute positivamente en el funcionamiento de la empresa.

Por eso mismo, desde una visión más integradora de la empresa podemos entender la necesidad lograr excelencia. Y es que si bien la supervivencia en los mercados competitivos se basa en el eficiencia, las grandes empresas tienen muy claro que lo que les permite una posición dominante y sólida en el medio y largo plazo es apostar por la excelencia.

Así como la eficiencia permite la supervivencia, la excelencia nos lleva a la realización no sólo de la empresa sino también de cada uno de sus integrantes. Esa excelencia debe ser la meta de las empresas en el siglo XXI.

Tags:
empresaequipomanagement
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.