Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 26 octubre |
Frei Galvao
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

3 consejos útiles para estar más atento en misa

MOM,BABY,MASS

Catholic Diocese of Saginaw | CC BY-ND 2.0

Philip Kosloski - publicado el 30/09/18

Si te resulta difícil conservar la atención en misa, prueba con estos simples consejos para mantenerte presente en el momento

Concentrarte en lo que sucede en la misa no siempre es fácil. De alguna manera, siempre encontramos alguna distracción que nos aleja del altar a cualquier otro sitio.

Para ayudar a poner remedio a esta situación, el monje trapense francés Dom Jean-Baptiste Chautard compartió en su libro El alma de todo apostolado tres útiles consejos que pueden ayudar a una persona a concentrarse en la misa y cosechar mejores frutos espirituales.

Resumió sus consejos en tres palabras latinas: Digne, Attente, Devote, que pueden traducirse como “con dignidad, atención y devoción”.

Dignidad

En este primer consejo, Chautard anima a los que asisten a misa a que lo hagan con “una postura y un comportamiento respetuosos, una pronunciación precisa de las palabras, más despacio en las partes más importantes”. Más concretamente, hay que trabajar “tu tono de voz, la manera en que haces las señales de la Cruz, las genuflexiones, etc.; tu cuerpo mismo: todo mostrará no solo que sabes a Quién te estás dirigiendo y qué estás diciendo, sino también que tu corazón está centrado en lo que estás haciendo”.

Y continúa explicando: “En las cortes de los reyes terrenales, un simple siervo considera que la función más pequeña es algo grande e, inconscientemente, asume un aire majestuoso y solemne al realizarla. ¿No puedo adquirir algo de ese porte distintivo que se mostrará por mi disposición mental y por la dignidad de mi postura cuando desempeñe los deberes dentro de mi capacidad como miembro de la guardia de honor del Rey de Reyes y del Dios de toda Majestad?”.

En otras palabras, cosechamos lo que sembramos. La manera en que abordamos la misa tendrá un impacto directo en nuestra recepción de la misma y en nuestra capacidad de permanecer atentos durante ella.

Atención

Es importante ir siguiendo la misa, notando las diferentes palabras que se usan en las lecturas u oraciones. Chautard escribe: “Me tomo mi tiempo para meditar sobre alguna palabra que me haya llamado la atención”.

Cuando las distracciones desvían nuestra atención, Chautard nos da el siguiente consejo:

En cuanto surjan las distracciones, será mi voluntad volver al acto de adoración; pero haré este movimiento de la voluntad sin irritación ni dureza, sin una sacudida brusca y violenta, sino pacíficamente (ya que todo lo que se hace con Tu ayuda, Señor Jesús, es pacífico y silencioso), pero poderosamente (ya que todo deseo genuino de cooperar con Tu ayuda, Señor, es poderoso y fuerte).

Trata de mantenerte centrado en las palabras y mantén un fuerte deseo de permanecer atento en la misa.

Devoción

Una de las claves más esenciales para mantener la atención en la misa, asegura Chautard, es la devoción. Según explica: “Este es el punto más importante. Todo se reduce a la necesidad de hacer de nuestro Oficio y de todas nuestras funciones litúrgicas actos de piedad y, por consiguiente, actos que surjan del corazón”.

Chautard continúa diciendo que, “‘la prisa mata toda devoción’; es el principio establecido por san Francisco de Sales al hablar del Breviario, y se aplica a fortiori a la misa”. Explica que la premura en la misa u otras funciones litúrgicas a menudo puede inhibir nuestra capacidad de participar en las oraciones con el corazón.

Chautard nos insta a reducir la velocidad todo lo que podamos y a no intentar querer terminar rápido con la misa. Aunque los laicos no siempre podemos controlar el ritmo de la misa, sí podemos controlar algunas cosas. ¿Apresuramos nuestras respuestas? ¿Estamos siempre ansiosos por terminar con la misa, para poder salir corriendo de allí tan rápido como podamos? Nuestra disposición interior juega un papel vital en nuestra atención en la misa.

Cuando oramos con el corazón, lenta y atentamente, nuestro espíritu se beneficiará enormemente de ello.

Tags:
liturgiamisa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
6
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.