Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Sorprendente llamamiento del Papa Francisco a la oración “contra el mal que divide”

© ANDREAS SOLARO / AFP
El Papa Francisco reza el rosario en Santa María la Mayor
Comparte

Invocando a la Virgen María y al Arcángel San Miguel para que ayuden a la Iglesia en estos tiempos difíciles, y la defiendan de los "ataques del demonio".

En medio de las polémicas que han estallado en las últimas semanas, el papa Francisco ha lanzado un sorprendente llamamiento a la oración por la unidad de la Iglesia para protegerla “del diablo, que siempre busca separarnos de Dios y entre nosotros”.

El llamamiento, difundido por la Sala de Prensa de la Santa Sede el 29 de septiembre, invita a los fieles de todo el mundo a rezar el Santo Rosario, “cada día, durante todo el mes mariano de octubre”.

En particular, Francisco pide a los creyentes que se unan “en comunión y penitencia, como pueblo de Dios, para pedir a la Santa Madre de Dios y a san Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del diablo, que siempre busca separarnos  de Dios y entre nosotros”.

En días pasados, el Papa había recibido al padre Fréderic Fornos S.I., director internacional de la Red Mundial de Oración del Papa y le pidió que difundiera en todo el mundo este llamamiento a todos los fieles.

El pontífice sugirió concluir el rezo del Rosario con la antigua invocación mariana  “Sub Tuum Praesidium” (“Bajo tu amparo”) y con la oración a san Miguel Arcángel, “que nos protege y ayuda en la lucha contra el mal”, como puede leerse en el último libro de la Biblia cristiana, el Apocalipsis, en el capítulo 12 (versículos 7-12).

La oración –afirmó el pontífice el 11 de septiembre en una homilía durante la celebración eucarística– es el arma contra “el Gran acusador”, que “se mueve por el mundo buscando cómo acusar”.

“Sólo la oración le puede derrotar –añadió Francisco–. Los míticos rusos y los grandes santos de todas las tradiciones aconsejaban, en los momentos de torbellino espiritual, protegerse bajo el manto de la Santa Madre de Dios, pronunciando la invocación “Bajo tu amparo”.

La oración reza así:

“Bajo tu amparo nos acogemos,

santa Madre de Dios;

no deseches las oraciones

que te dirigimos

en nuestras necesidades,

antes bien

líbranos de todo peligro,

¡oh Virgen gloriosa y bendita!

Amén.”

 

“Con esta petición de intercesión el Santo Padre pide a los fieles de todo el mundo que recen para que la Santa Madre de Dios abrigue a la Iglesia bajo su manto protector –explica el comunicado vaticano–: para preservarla de los ataques del maligno, del gran acusador, y para que sea que cada vez más consciente de las culpas, errores, abusos cometidos en el presente y en el pasado, así como para que se comprometa en la lucha sin titubeos para que el mal no prevalezca”

 

El Santo Padre ha pedido, además, que el rezo del Santo Rosario durante el mes de octubre concluya con la oración escrita por León XIII.

 

La oración reza así:

 

“San Miguel Arcángel,

defiéndenos en el combate

contra las maldades e insidias del demonio.

Acude en nuestra ayuda, te rogamos suplicantes.

¡Que el Señor nos lo conceda!

Y tú, príncipe de las milicias celestiales,

con el poder que te viene de Dios

arroja en el infierno a Satanás

y a los otros espíritus malignos

que deambulan por el mundo para la perdición de las almas”.

 

Y os mostramos la oración del exorcismo de San León XIII a la que nos invita el Papa tras el rezo del Rosario:

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.