Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 26 noviembre |
Santa Catalina de Alejandría
home iconHistorias que inspiran
line break icon

La monja que vino de los Juegos Olímpicos

HOLUM

© 2018 Community of Franciscan Sisters of the Renewal

Jaime Septién - publicado el 27/09/18

Un día la patinadora profesional Kirstin Holum decidió dejar de entregar cuatro horas al día para pasar ese mismo tiempo, o más, orando como religiosa de la orden de las Clarisas. Ella es hoy la Hermana Catherine.

Kirstin Holum, era una competidora estadounidense de patinaje de velocidad en los Juegos Olímpicos de Nagano en 1998. La Hermana Catherine, es una monja de la orden de las clarisas que vive y reza en el Convento de Santa Clara, en Leeds, Inglaterra.

Por lo demás, Kirstin Holum y la Hermana Catherine son la misma persona, pero sin las mismas distracciones. La Hermana Catherine, ha elegido una vida de oración con pocas comodidades modernas.

Una elección que es tan «radical» y «contracultural» como puede ser el vivir en un convento sin conexión de Internet ni televisión. «No tenemos todas esas distracciones», dijo a NBC News la Hermana Catherine, refiriéndose al mundo de la imagen, las redes sociales, la Internet.

«Estás cara a cara con tus propias debilidades. Estoy agradecido de que no tengamos esas escotillas de escape. Realmente podemos ser más libres, amar y ser lo que se supone que somos», agregó.

La fe de la hermana Catherine le viene de su madre, quien también fue patinadora y entrenadora de patinaje. A los 16 años de Kirstin, su madre le mandó, junto con una prima, de peregrinación a Fátima. Ahí todo cambió para ella. Siguió compitiendo, pero con la mira puesta en “el Rey de reyes”.

De los récords a la capilla

Kirstin Holum en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1998 en Nagano, Japón, estableció un nuevo récord mundial júnior en el evento femenino de patinaje de velocidad de 5.000 metros.

Tenía, en ese entonces, 17 años y un futuro deportivo envidiable. En su corta carrera, había establecido ocho récords de patinaje de velocidad en Estados Unidos y seis récords mundiales menores.

Pero Dios tiene caminos insondables y Kirstin, dejando sorprendidos a propios y extraños, decidió “colgar” los patines y, en lugar de seguir en otra disciplina olímpica, pasó a ser postulante en la comunidad de las Hermanas Franciscanas de la Renovación en el Bronx (Nueva York) después de terminar sus estudios universitarios.

Seis años más tarde, la Hermana Catherine se encontraba entre el grupo de hermanas franciscanas, enviadas a Inglaterra, con la única misión de abrir un nuevo convento por invitación del obispo de Leeds.

En lugar de entrenar cuatro horas al día, ahora pasa ese mismo tiempo, o más, orando. Y no se arrepiente de abandonar el patinaje de velocidad y dedicar su vida a Dios.

HOLUM
© 2018 Community of Franciscan Sisters of the Renewal

Una emoción mayor

«La emoción de competir y hacerlo bien, haciendo tu mejor esfuerzo personal, es una gran alegría», dijo a NBC la Hermana Catherine, ahora de 38 años. «Pero siempre se trata de una alegría fugaz…”.

«Creo que en el fondo, todos desean ser grandes y hacer algo grandioso. Solo cuando realmente te pones en contacto con el plan de Dios para ti, realmente encuentras la paz para hacer lo mejor, sea lo que sea».

El Reino Unido es uno de los países menos devotos del mundo, con alrededor del 70 por ciento de las personas que se describen como no religiosas o ateas, según una encuesta de Gallup International realizada en 2017.

Pero Gran Bretaña también es un lugar donde el número de nuevas monjas católicas ha aumentado considerablemente desde que alcanzó la marea baja en 2004.

Y a pesar del estereotipo de que los jóvenes no están interesados en la religión, uno de cada cuatro católicos británicos de entre 25 y 34 años, dice que va a misa semanalmente, en comparación con solo uno de cada cinco que tiene entre 45 y 64 años. Y la Hermana Catherine es parte de este resurgimiento.

*Con información de NBC News*

Tags:
deporteJuegos Olímpicosórdenes religiosasvocacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.