Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Papa: ¡Dios consuela a los que sufren, habiendo sufrido Él mismo!

© Antoine Mekary / ALETEIA
Pope Francis greets the crowd during his weekly general audience on February 10, 2016 at St Peter's square in Vatican.
Comparte

El Pontífice expresó su cercanía a quienes han sufrido mutilaciones o invalidez por su trabajo

El papa Francisco ha pedido solidaridad, recursos económicos e integración laboral y social para las personas que han sufrido mutilaciones o invalidez en su trabajo, además de exhortar a prevenir a nivel de salud y seguridad nuevos accidentes o situaciones de riesgo. Lo dijo este jueves 20 de septiembre de 2018 en la Sala Clementina del Palacio Apostólico del Vaticano. 

El Obispo de Roma ha recibido hoy a medio día en audiencia a los miembros de la Asociación miembros de la Asociación Nacional de Trabajadores Mutilados e Inválidos (ANMIL) y les manifestó su apoyo y agradecimiento. 

El Papa expresó su cercanía a todos “aquellos que, en el trabajo, sufren un infortunio con consecuencias permanentes y debilitantes, viven en una particular situación de sufrimiento, especialmente cuando su discapacidad les impide seguir trabajando y mantenerse a sí mismos y a sus seres queridos, como solían hacer”. 

Entretanto, explicó que !Dios consuela a los que sufren, habiendo sufrido Él mismo, y se acerca a cada situación de indigencia y de humildad. Con su fuerza, todos están llamados a un compromiso activo de solidaridad y apoyo con  aquellos que son víctimas de accidentes en el trabajo; apoyo que debe extenderse a las familias, igualmente afectadas y necesitadas de confortación”. 

Aprovechó la ocasión para exhortar a que no falten las ayudas necesarias y gratuitas para aquellos que se han infortunado mientras trabajaban. La escasez de recursos que, justamente preocupa a  los gobiernos, no puede tocar ciertamente, ámbitos delicados como éste, porque los recortes deben afectar al despilfarro, ¡pero nunca hay que recortar la  solidaridad!”, expresó. 

Francisco insistió en lainserción o reintegración profesional y social” de estas personas. Pues, ellos todavía pueden dar “una contribución importante al mundo del trabajo, sino a involucrarlos activamente, haciendo uso de sus capacidades”. 

En este sentido, invitó a “superar la falaz y dañina equivalencia entre trabajo y productividad, que lleva a medir el valor de las personas en función de la cantidad de bienes o riqueza que producen, reduciéndolas a un sistema, y envileciendo su peculiaridad y riqueza personal”. 

El Papa pidió dignidad laboral que contrasta con “esta mirada enferma” que lleva “dentro de sí el germen de la explotación y la esclavitud, y hunde sus raíces en una concepción utilitaria de la persona humana”. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.