Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Un convento sobre ruedas: El tren que cura el alma y lleva a la eternidad

DAMIANO,FRIAR
Comparte

Una comunidad de frailes franciscanos renovados vive en cinco vagones de los años 40

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En la ciudad de Scampia en Nápoles, desde 1976, una comunidad de franciscanos vive con todo lo que otros han descartado, la fruta y verdura que no se vende, alimentos que pronto van a caducar, y hasta un tren de la Ferrovia dello Stato. Así es: 5 hermosos vagones de los años 40 se han transformado en un convento, conocido como “La estación del alma”

Los vagones funcionan como capillas, celdas, confesionario, taller y salas para recibir visitas. También tienen un jardín y un pequeño huerto.

Son 8 los “Frailes menores renovados”, que viven en este convento en completa pobreza, oración, y dando asistencia al que más lo necesita; intentan imitar en el día a día a su santo fundador Francisco de Asís, “alabando al Señor por todo lo creado”.

La zona en dónde viven es una de las más peligrosas y difíciles de Nápoles, por eso salen por las calles del barrio y tratan de compenetrarse con la gente, escuchándolos y dándole consuelo en la dura realidad que les toca vivir.

También prestan servicio en la parroquia y visitan las cárceles y hospitales. No usan ni aceptan dinero, sólo mantas y alimentos que cocinan en una vieja cocina a leña; lo que les sobra, lo donan a los más necesitados.

En una entrevista realizada por la Familia Cristiana, Fray Carlo indicó que “el tren representa el camino itinerante, pero también la simplicidad y la precariedad”.

“Con estos valores buscamos recuperar la espiritualidad y las enseñanzas de San Francisco. Aunque si no nos movemos, viajamos constantemente, porque nada es nuestro, no podemos echar raíces en nada”.

¡No te pierdas este curioso convento sobre ruedas!

Fuente: Famiglia Cristianafratiminoririnnovati.org, RAI1

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.