Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 12 mayo |
San Pancracio
home iconEstilo de vida
line break icon

Ser perspicaz, o el arte de plantearse preguntas

©Phonlamai Photo/Shutterstock

Pierre d’Elbée - publicado el 03/09/18 - actualizado el 24/09/19

Atreverse a plantearse la pregunta “¿por qué?” permite planear una perspectiva nueva sobre el trabajo y refrescar la creatividad.

No siempre vemos la otra cara de la moneda; un ejemplo. En la calle, un niño está pidiendo limosna. Un hombre se acerca a su esposa y le dice: “Conozco a ese niño, es el más tonto que he visto en mi vida, te lo voy a demostrar”. El hombre se dirige al niño, le muestra un euro en una mano y unos céntimos en la otra y le dice: “Escoge entre los dos”.

Para asombro de la mujer, el niño elige los centavos y se va corriendo. “¡Qué te había dicho!”, exclama su marido. Al día siguiente, la mujer se encuentra de nuevo con el niño por la calle y le pregunta: “Pero ¿por qué no has cogido la moneda más grande?”

Y el niño respondió: “Porque el día que escoja el euro, el juego se terminará”.

Modelos eficaces

Estos tres personajes son emblemáticos: el marido, con sus hábitos y sus automatismos, su pragmatismo, pero también su ceguera; el niño, con su ingenio, una perspicacia que le concede una perspectiva aguda. Y la mujer que hace preguntas, analiza y finalmente encuentra. Más allá de los clichés del hombre obcecado, del niño genial y de la mujer observadora, estos personajes podrían representar modelos eficaces en el mundo profesional.

Tenemos la acción, el pensamiento ágil y el cuestionamiento: el poder de la experiencia; la necesidad de una lectura creativa que aumente el sentido de los acontecimientos; una curiosidad siempre despierta, con el deseo irresistible de encontrar una respuesta.

El hecho y el significado

Más allá del resultado, generalmente uno busca dar un significado más amplio a su acción. Eso es lo que hace el niño: con su lectura personal de la situación, llega a un significado inesperado y perenne, no percibido por el marido y que resulta un enigma para la esposa.

Porque el primer paso es mirar detrás de lo que vemos, el significado. A veces, por falta de tiempo o de voluntad, uno se queda en la observación, en el hecho, como el marido. La tentación es entonces la de concluir, demasiado rápido, que solo es válido el primer resultado, una actitud con la que peligramos terminar en la arrogancia.

Te puede interesar:Los 9 tipos de personalidad, ¿cuál es el tuyo?

El auténtico héroe

En mi opinión, el auténtico héroe de nuestra historia no es tanto el niño como la mujer. Ella se sorprende, duda, se hace preguntas y finalmente obtiene lo que busca. La condición del progreso es siempre la secreta esperanza de encontrar una respuesta o, al menos, una clave de comprensión para nuestro asombro. Sin este espolear del deseo, no hay una fuerte motivación ni compromiso. Sin embargo, uno no debe consumirse en este deseo, sino ser capaz siempre de ver con una nueva luz una determinada actividad, como el “Érase una vez” con que comienza un cuento.

En nuestra historia, el hombre está acostumbrado al juego que establece con el niño, pero la mujer no. Ahí está la diferencia. Aguzar los ojos como si entráramos por primera vez en nuestro día a día profesional. Atrevernos a preguntarnos “¿por qué?”. Me parece que esta es la actitud que permite luchar contra la inercia de la vida cotidiana y renovarse para encontrar, a través del trabajo, un camino personal de realización.

La acción sin interrogación es aburrida. La interrogación sin descubrimiento es agotadora. El descubrimiento sin acción es frustrante. ¿No sería el círculo virtuoso de estas tres actitudes una clave para el progreso profesional?

Tags:
creatividadmanagementtrabajo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
Obvious
Mamá, me tengo que ir
7
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.