Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Respuestas desde el Vaticano a nuevas acusaciones de Viganò contra el Papa Francisco 

pope francis wim wenders
Comparte

En medio de una tormenta mediática de intrigas, el Pontífice respondió a su modo al escándalo que busca sólo la “división”, asimismo dos colaboradores vaticanos replican una segunda carta del ex nuncio en Washington que esta vez involucra a Kim Davis 

“La verdad es humilde, la verdad es silenciosa”, “con las personas que buscan sólo el escándalo, que buscan sólo la división”, el único camino a recorrer es el del “silencio” y la “oración”, dijo el papa Francisco este lunes 3 de septiembre de 2018 en la pequeña capilla de Santa Marta, en la residencia donde vive en el Vaticano. 

El Señor nos de la gracia de discernir cuándo tenemos que hablar y cuando debemos callar. Y esto en toda la vida[…]. Así seremos imitadores de Jesús”, agregó el Pontífice en su homilía matutina, mientras se cumplen 2000 días del inicio del pontificado  (13 de marzo de 2013).

Así, el Papa retomó las celebraciones de la Misa en Santa Marta interrumpidas durante el verano y reflexionó sobre el evangelio del día en el que Jesús, vuelto a Nazaret, es acogido con sospecha.

Por tanto, fue ocasión para “reflexionar sobre cómo actuar en la vida cotidiana, cuando hay malentendidos” y comprender “cómo el padre de la mentira, el acusador, el diablo, actúa para destruir la unidad de una familia, de un pueblo”, sostuvo.

Te puede interesar: Papa Francisco: Ante quienes buscan el escándalo, silencio y oración

El Papa había dicho en su viaje de retorno de Irlanda a la prensa sobre las acusaciones de Viganò : “No diré una palabra” y cuando será el momento “hablaré” (26.08.2018). 

Te puede interesar: El Papa a los periodistas sobre la acusación de ocultar abusos sexuales: “juzguen ustedes”

A su modo pastoral, la predicación del Papa respondió de alguna manera al ataque frontal del arzobispo Carlo Maria Viganò, ex nuncio en Washington (2011-2016)  autor de dos cartas, la primera para pedir la renuncia del Sucesor de Pedro tras acusarlo de encubrimiento de abuso sexual del cardenal Thodore McCarrick, suspendido por el propio Francisco quitándole la púrpura cardenalicia debido a una investigación de la Iglesia de Estados Unidos.

Asimismo, en la segunda misiva Viganò continúa a desprestigiar al equipo más intimo del pontífice desde la Secretaria de Estado hasta su aparato de comunicación con motivo de una polémica durante su visita apostólica a EE.UU.

La historia se complica además porque involucra a un personaje tóxico en la guerra cultural interna en ese país: la señora Kim Davis, activista anti homosexualidad. Y las fuentes se enfrentan entre otros datos por la razón que tuvo Francisco de enfurecerse con el entonces Nuncio Apostólico por facilitar la reunión con Davis sin tener en cuenta las consecuencias y motivo por el cual el nuncio fue convocado ‘urgentemente’ a venir a Roma para dar explicaciones.

Te puede interesar: ¿Son verdad las acusaciones de monseñor Viganò contra el papa Francisco?

Así delante está la primera respuesta de fuentes vaticanas a la segunda carta del arzobispo Viganó y que se ha dado a conocer este domingo 2 de septiembre de 2018.  Viganò asegura que escribió un memorándum para el papa Francisco explicando la situación de Davis y la importancia del encuentro. El ex director de la Oficina de Prensa, padre Federico Lombardi y su auxiliar para el idioma inglés, Thomas Rosica, que colaboraron durante el viaje apostólico del Papa a los Estados Unidos (23-28 de septiembre) emitieron un comunicado conjunto para responder a las afirmaciones de monseñor Viganó.

Te puede interesar: El encuentro del Papa con Kim Davis no significa “apoyo a su causa”

Lombardi y Rosica refirieron su versión de los hechos de cómo se realizó el encuentro del Papa con la activista anti gay Kim Davis en septiembre de 2015, viaje apostólico a EE.UU., que tuvo un balance muy positivo por parte de los fieles, el público en general, los medios de comunicación y que, por poco, peligró de ser ofuscado debido a la polémica levantada por ese encuentro facilitado por el ex Nuncio en el país. 

El asunto Davis vuelve a la crónica, luego de que Juan Carlos Cruz, ex víctima chilena de los abusos del sacerdote Fernando Karadima, en sus recientes declaraciones al New York Times, comentó la posición xenófoba de Viganó e indicó que éste fue el motivo por el cual Francisco no le hubiera confirmado a Viganò en su cargo diplomático, se acabara su carrera y sucesivo ascenso en la cúpula vaticana hasta llegar a cardenal.

Cruz cita el encuentro entre el Papa y Kim Davis. Las declaraciones de Cruz echaron gasolina al fuego encendido por Viganó y las mismas  nunca fueron confirmadas por fuentes vaticanas por tratarse de un encuentro privado al final de abril en Santa Marta entre Francisco y una víctima de abusos, también declaradamente homosexual, abusado y denigrado por la opinión publica y la jerarquía eclesial, en medio del escándalo y los abusos prolongados por más de tres décadas en Chile.

Volviendo al caso, Kim Davis, recordamos que se trata de una empleada del registro civil que se había negado unos meses antes de la visita del Papa a conceder el matrimonio a parejas del mismo sexo en Rowan, Kentucky.  Al mismo tiempo, la crónica había puesto en paralelo ése encuentro del Papa en la nunciatura con una audiencia privada en la que Francisco saludó a un antiguo alumno suyo, un hombre homosexual y su pareja. 

La noticia en ese momento causó clamor porque Davis, aplicó la objeción de conciencia y esto le valió unos días en la cárcel.  El ex director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Lombardi y su colaborador, Rosica, negaron que Davis y el Papa tuvieron una audiencia privada, sino un encuentro junto con más personas que venían a saludar al Sucesor de Pedro a la Nunciatura y mucho menos que se tratara de un respaldo a las posiciones de la empleada estatal.

Se considera la reunión del 24 de septiembre de 2015 y la consiguiente polémica como una prueba de la batalla que Viganó lanzó contra el Papa el pasado 26 de agosto. Viganó volvió a hablar a través de un comunicado posterior el 30 de agosto que Francisco sabía quién era Davis y que la jerarquía del Vaticano aprobó el encuentro de antemano. Expresó que, no obstante, lo convocaron de urgencia a Roma cuando se filtró la noticia de la reunión, pero que Francisco solo tuvo elogios para él por la manera como organizó el viaje cuando se reunieron el 9 de octubre de 2015.

En la declaración conjunta de Rosica y Lombardi, se transcribieron los apuntes manuscritos de una reunión que ellos tuvieron con Viganó. En esas notas, según Rosica, Viganó les dijo que el papa Francisco lo había regañado por “engañarlo” con el encuentro con Davis y por haber ocultado el hecho de que Davis se había casado cuatro veces y el fondo que había detrás de su historia de rebelión civil.

Por su parte, Lombardi manifestó que Viganó tomó la iniciativa para el encuentro con Davis, que debería haber sabido que provocaría un gran rechazo y que si bien funcionarios del Vaticano lo aprobaron, no estaban bien informados sobre la repercusión que tendría dicho encuentro. Rosica expresó también que ningún jerarca del Vaticano participó de la redacción de su declaración con Lombardi, pero que se la dio a conocer al secretario de estado. 

Las polémicas no se aplacan, especialmente en Estados Unidos, luego de que el arzobispo Viganó provocara una ‘tormenta perfecta’  publicando la primera carta (de 11 páginas) casi al final del viaje apostólico del Papa a Irlanda para acusar al líder de la Iglesia Católica de encubrimiento  y sostener que funcionarios del Vaticano sabían desde 2000 que existían denuncias de abusos sexuales contra McCarrick, abiertamente homosexual, pero que las desconocieron. Todo en medio de la noticia de que un jurado en Pensilvania denunciara recientemente que 300 sacerdotes abusaron de más de 1000 niños en una línea de tiempo de 70 años y que involucra a seis diócesis. 

En Irlanda el papa Francisco pidió perdón por los abusos y daños causados por los miembros del clero, especialmente a niños y mujeres. Y días antes había escrito una carta al Pueblo de Dios comprometiéndose una vez más en buscar justicia y reparación para las víctimas de abuso y evitar nuevos crímenes y para ello exhortó a todos los fieles del mundo en ser parte activa de este proceso denunciando a la justicia civil y eclesial cualquier tipo de abuso (sexual, conciencia o de poder), siempre respetando la base jurídica de inocencia hasta prueba contraria, así cómo ocurrió con un grupo de sacerdotes en Granada, España, que luego de un linchamiento mediático fueron absueltos por las leyes españolas, como mencionó en el viaje de regreso de Irlanda. 

Te puede interesar: Papa Francisco y los abusos en Irlanda: Comparto la indignación, el sufrimiento y la vergüenza

En este contexto, Viganò lanzó la bomba mediática asegurando que Francisco sabía que Benedicto XVI había suspendido privadamente (no oficialmente) al cardenal McCarrick, a quien se le demostró recientemente el abuso de un menor y que enfrenta otros cargos, igualmente se suma el testimonio de un hombre que entonces tenía 11 años y que fue víctima de abuso por parte del entonces sacerdote norteamericano. Entretanto, ex seminaristas acusan de abusos al ex cardenal.

Sin embargo, fotos demuestran que McCarrick durante el pontificado de Benedicto XVI se movía libremente por el Vaticano y en misiones diplomáticas. Viganó dijo haber informado a Francisco sobre los abusos de McCarrick el 23 de junio de 2013, pero sostiene que el líder de la Iglesia, lo rehabilitó de las sanciones que supuestamente había impuesto el papa Benedicto XVI en 2009 o 2010. Por lo pronto, no existen pruebas de que se hubieran aplicado esas sanciones, ya que en esos años McCarrick realizaba su oficio de manera pública.

Te puede interesar: ¿Podrá salir adelante la Iglesia en Estados Unidos tras la “catástrofe moral” de Pensilvania y McCarrick?

Viganó dijo que Francisco debería renunciar por su presunta complicidad en el encubrimiento de los abusos de McCarrick, que se prolongó durante dos décadas.

Por el momento, en medio del apoyo de varias conferencias episcopales y cardenales, movimientos y fieles de todo el mundo, Francisco sigue manteniendo silencio. Y en este contexto, hoy afirmó que “el silencio que vence”  pasa a través  “de la Cruz. El silencio de Jesús”. Subrayando que las discusiones “destruyen”, y es “en estas discusiones en las que se ve que el diablo está allí y quiere destruir … Silencio. Dice la suya y después calla. Porque la verdad es mansa, la verdad es silenciosa, la verdad no es ruidosa. No es fácil lo que ha hecho Jesús, pero está la dignidad del cristiano que está anclada en la fuerza de Dios”.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.