Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 noviembre |
La Medalla Milagrosa
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

8 maneras de ayudar a tus hijos a evitar relaciones tóxicas

FAMILY

Air images - Shutterstock

Javier Fiz Pérez - publicado el 02/09/18

No existen manuales para estas valiosas lecciones

Hay cosas para las que no existen manuales. El amor es una de ellas. Los niños aprenden a amar cuando reciben amor durante la infancia, cuando sus padres cuidan bien de ellos en el día a día de la vida.

El poder del ejemplo

Ser u un buen ejemplo es siempre el mejor método de enseñanza. Aprendemos a caminar, hablar y amar con base en lo que vemos modelado por los más próximos a nosotros. Entonces, si quieres realmente que tu hijo crezca amando de manera sana, tienes que darle ese ejemplo en casa.

Principios

Los principios sanos ​​nos permiten reconocer el bien y el mal. Una persona con buenos principios nunca tomará decisiones que perjudiquen a los demás – por lo menos no de forma intencionada o consciente. Esa es la base del respeto y del amor sano.

Enseña el respeto

La mejor manera de enseñar el respeto a los niños no es imponer la obediencia por la fuerza, sino esforzarse para mostrar por qué el comportamiento responsable es mejor. Ponte en el lugar del niño y mira las cosas desde su punto de vista y, a continuación, enséñale a hacer lo mismo con los demás. Enseña a tus hijos y enséñate a ti mismo que todos merecemos amor y respeto. Y así podrás construir la autoestima y la independencia de las personas que saben apreciar el valor de respetar, amar y ser amado.

Comprender las emociones

Enseña a tus hijos a reconocer y expresar sus propias emociones, pues eso los ayudará a crecer en su inteligencia emocional. Reconocer sus propias emociones, positivas y negativas, desde la infancia es fundamental para entrenarlas para discernir entre un amor sano y un amor poco sano. En tu relación de pareja, las emociones desempeñan un papel importante todos los días: saber cómo reconocerlas, canalizarlas y vivirlas es esencial para una buena relación y para enseñar el amor de pareja.

Amor incondicional

Dales amor incondicional, porque sólo el amor incondicional alimenta una autoestima sana. Asegúrate de que tus hijos saben que les quieres, también cuando cometen errores, aunque no cumplan con tus expectativas, e incluso cuando se comportan mal. Nunca te canses de decirles que les quieres, especialmente después de reñirles, porque será cuando más necesiten oír esas palabras.

No olvides que es posible castigar con amor. Acepta su individualidad – cada niño es único. Dales su tiempo, escúchales, dales una perspectiva positiva sobre la vida para motivarlos a las buenas acciones, y no les controles por miedo a lo que vayan a hacer.

Empatía y apertura a los demás

Incentívales y edúcales en la empatía y en la apertura a los demás. El egoísmo de la infancia es normal en los primeros años de vida a causa de la falta de socialización y de un conocimiento limitado del mundo de los demás. Pero, a medida que crecen, anímales a cooperar con otros, a jugar con otros; elogia sus gestos de generosidad para que crezcan en inteligencia emocional y enséñales a ser sensibles con los demás como una forma de predisponerles al amor verdadero.

El verdadero amor es la mejor prevención

La mejor manera de evitar la dependencia afectiva poco sana es enseñar el amor verdadero, un amor que les lleva a concentrarse en los aspectos positivos de la otra persona y a cultivar la relación todos los días para que pueda mejorar.

Enséñales a cultivar intereses compartidos, a ser tolerantes, a vivir en el presente y a ofrecer lo mejor de sí mismos. Enséñales un amor que lleva a una comunicación positiva, aunque el tema de la conversación sea sobre los problemas del día, un amor que se muestra respetando al cónyuge, preguntando su opinión en las cosas grandes y pequeñas y un amor que sabe cómo ofrecer una sonrisa cuando las circunstancias no son particularmente agradables. Esa es la mejor defensa preventiva contra el amor tóxico.

Evitar la dependencia insana

Los seres humanos necesitamos a otros seres humanos y deseamos su aprobación y cariño. En una relación es normal e incluso deseable tener cierta dependencia de la otra persona, pues eso ayudará a mantener la relación a lo largo del tiempo. El miedo y la sensación de culpa también son necesarios en su justa medida, pues nos impiden hacer cosas que serían malas para los demás.

El problema es cuando esa dependencia y esos sentimientos son tan desproporcionados que causan una angustia tan profunda y desoladora en la persona que le impiden desarrollarse y lograr la libertad. Cuando esos sentimientos están fuera de control, pueden someter a una persona al control de otra.

Lo importante es aprender a vivir en paz con uno mismo, sin depender demasiado de lo que los demás piensan, de ver la realidad tal como es, incluso aunque no nos guste, y de tomar las riendas de nuestra vida.

Nosotros somos lo mejor que podría pasarnos – sin duda – y es importante que seamos los mejores amigos de nosotros mismos, que nos amemos y nos comprendamos en profundidad, y de ese núcleo podremos amar y comprender a los demás: “Amar al prójimo como a uno mismo”.

Tags:
autoestimadependenciainfancia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.