Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Franciscanos en Chile, sello de fraternidad y humildad

Comparte

Una presencia constante a través del tiempo y una labor que ha enriquecido la historia eclesial del país

La orden Franciscana en Chile estuvo de fiesta, cumplieron 465 años de presencia en el país, llegaron en 1553 a petición de Pedro de Valdivia, fundador de Santiago y de las principales ciudades del país; y han jugado un rol preponderante en el ámbito de las artes, educación y en la construcción de iglesias en Chile.

Cabe destacar el Museo de Arte Colonial de San Francisco, tiene la más completa colección de arte colonial andino (pinturas, textiles, platería, mueblería y esculturas) entre los siglos XVI y XVIII cuando el continente estaba bajo el dominio de la corona española.

La presencia franciscana ha sido constante a través del tiempo en Chile y la labor que han realizado han enriquecido la historia eclesial del país. Es así como el segundo obispo de Santiago fue fray Fernando de Barrionuevo. Pero también están fray Diego de Medellín, que fundó el seminario de Santiago; fray Antonio de San Miguel, primer obispo de la diócesis de la Imperial; fray Bernardino Berríos, obispo de San Felipe; fray Luis Yañez, obispo de Los Ángeles; actualmente fray Jorge Concha, obispo auxiliar de Santiago y Administrador Apostólico de Osorno.

 

El carisma tan característico de los franciscanos ha generado que miles de personas pidan la intercesión a fray Andrés Filomeno García Acosta, mejor conocido como fray Andresito, ante alguna enfermedad.

Fray Andresito (1839-1953) vivía en la iglesia Recoleta Franciscana, en el sector de la Chimba, repartía fruta y pan entre los pobres, acción que años más tarde se transformó en el “Comedor Solidario Fray Andresito”. Este lugar entrega almuerzo a unas 150 personas pobres, en situación de calle, prostitución y adicciones y es parte de la ruta de la cuchara, conocida obra franciscana en la que una persona puede realizar sus tres comidas diarias.

“Ha significado todo para mí. Ha cambiado en mí el modo de ver a la gente, a la gente humilde. Si bien al principio uno tiene cierto temor porque hay mucho alcohólico, mucho drogadicto, son personas que necesitan mucho cariño, que uno las escuche”, comenta la voluntaria Magdalena Urquhart.

Este siervo de Dios también visitaba cárceles y hospitales, donde era enfermero y pudo así conocer de dolencias físicas y también espirituales y donde acompañaba en todas estas situaciones.

“Fray Andresito ha sido la fuerza, el redescubrir, el salir afuera porque yo trabajé mucho tiempo en las obras, en hogares y salir a trabajar afuera es distinto. Trabajar con los pobres en medio de ellos, para mí ha sido un reencuentro maravilloso”, expresó Hermana Patricia Báez, Religiosa Franciscana Misionera de Jesús.

El papa Francisco el 27 de mayo del 2015 se reunió con los participantes del Capítulo General de la Orden. En esa ocasión los exhortó a no perder la pobreza, sino conservarla, porque es parte de su identidad que -junto con la minoridad, la fraternidad y la humildad-, les ha permitido ganarse el amor del pueblo de Dios y ser portadores de la misericordia del Señor.

A continuación mira la galería y disfrutas de bellas postales sobre la rica presencia franciscana en Chile:  

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.