¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Son ciegos, pero pudieron “ver” el rostro de su hija en una ecografía

ECOGRAPHY
Comparte

La impresión tridimensional fue donada por el dueño de la imprenta al conocer el propósito final

La generosidad de un grupo de médicos permitió que dos padres ciegos puedan conocer cómo será el rostro de su hija, que crece en el vientre de su madre. Daniel y Silvina, ambos deportistas, esperan su primer hijo. Y como todos los padres que tienen la posibilidad acudieron a realizarse los estudios médicos de imágenes que permiten conocer el estado de salud del niño, y en el caso de los papás con visión, ir conociendo las facciones del niño.

En el Instituto Oulton de Córdoba, los médicos habían tenido hace un tiempo una idea similar, y no habían podido concretarla. Esta vez, lo consultaron con los padres, y comenzaron a hacerlo posible. Se trataba de imprimir tridimensionalmente la imagen obtenida durante la ecografía para que ellos puedan, mediante el tacto, conocer a su hija.

Como explicó el médico Ricardo Ledesma, se generó una “cadena de favores”, ya que quienes fueron conociendo la idea la hicieron posible de manera gratuita. La impresión misma fue donada por el dueño de la imprenta al conocer el propósito del rostro a imprimir. “Tuvimos una muy linda experiencia en las ecografías. Ricardo fue muy descriptivo, nos contaba todos los movimientos y las caras que hacía la bebé en la 5D. Pero sólo la conocíamos a través de los latidos y del relato de los médicos. No parábamos de imaginar cómo sería el momento de tocar su carita, cómo se iba a sentir realmente. Lo esperábamos con muchas ansias y cubrió todas nuestras expectativas, lo disfrutamos muchísimo”, explicó Silvina al portal Infobae.

Inicialmente, con Daniel, futbolista de “Los Murciélagos”, selección argentina de fútbol para ciegos, habían decidido disfrutar la alegría en la intimidad. Pero luego pensaron que compartiendo su experiencia podrían ayudar a que otros vivan una alegría similar y se prestaron a la difusión.

El servicio de impresión tridimensional tras la ecografía ya existe en distintas partes del mundo, pero a grandes rasgos no ofrece ninguna utilidad médica, por lo que muchos, incluso en este centro de imágenes de Córdoba, lo han descartado. Se trata de un sistema que utiliza la calidad de las imágenes obtenidas a través de ecógrafos popularmente denominados “3D, 4D, o 5D” para recrear con las técnicas de impresión con volumen el rostro del niño.

La ecografía con técnicas tan avanzadas no tiene una finalidad meramente emocional; no es una tecnología creada para fabricar souvenirs. Un médico no es un fotógrafo, aunque pueda ayudar a vivir un momento inolvidable para una familia. Se trata de herramientas de control fetal de alta precisión que permiten, a partir de imágenes ecográficas de alta resolución, evaluar la salud del niño y activar tratamientos que, de mediar algún problema, puedan mejorar la salud fetal y de la madre.

Con creatividad, y también solidaridad, el equipo médico encontró otra arista a lo que para algunos es solo un negocio, e hicieron posible que dos papás no videntes conozcan de antemano el rostro que les cambiará la vida siempre, la luz de sus vidas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.