¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

México, Centroamérica y el Caribe acaparan la violencia en el continente

MEXICO
Comparte

Costos, causas y problemas del crimen y la violencia en América y en el mundo

Son “los campeones” de homicidios dolosos y de violencia en América.  Dos de cada tres personas que habitan en México, en países de Centroamérica como Nicaragua, Honduras, El Salvador o Guatemala, así como casi todos los haitianos y muchos dominicanos viven con miedo de salir de su casa.

Un análisis del Centro de Estudios Sociales y Opinión Publica (CESOP) de la Cámara de Diputados de México indicó que  el mayor desafío para lograr la paz en los países de Norteamérica, específicamente México, de Centroamérica y el Caribe es combatir la corrupción y a los grupos criminales.

El estudio, elaborado con datos del índice Global de Paz (IGP) 2018 muestra que en los últimos ocho años, México, Centroamérica y el Caribe ha mantenido “las peores puntuaciones en el índice de homicidios, delitos violentos y percepciones de criminalidad”, aunque “sigue siendo la cuarta región más pacífica del mundo”.

El estudio  advierte que “el problema central de la región es el crimen organizado, desde el narcotráfico transnacional en México y partes del Caribe hasta las pandillas callejeras depredadoras en países como Nicaragua, Honduras y Jamaica, que han logrado corromper a las fuerzas del orden público y al cuerpo político”.

Y añade un dato a ser tomado en cuenta por los gobiernos y por la sociedad civil: ningún país de la región “ha mejorado su puntaje en las percepciones de criminalidad en los últimos 10 años, y solo tres países —Costa Rica, Haití y Trinidad y Tobago— han logrado mejorar sus puntajes de delitos violentos. Los países con los mayores deterioros fueron Costa Rica y Honduras”.

El porqué de la migración

En México y Estados Unidos, muchos se preguntan, quizá con no demasiada convicción, por qué han aumentado los flujos migratorios de Centroamérica, especialmente de Honduras.  Familias enteras salen de este país ya no en busca de oportunidades de trabajo, sino para salvar la vida.

De acuerdo con el estudio del CESOP, “Honduras tuvo el mayor detrimento en la región, arrastrado por un deterioro significativo en sus puntajes de inestabilidad política, impacto del terrorismo y escala de terror político, situaciones que lo llevaron a ocupar el lugar 118 de la clasificación general”.

El caso de México es extraño.  Por un lado, el IGP 2018 lo ubicó en el lugar 140 de 163.  Incluso por encima de Honduras. Pero el IGP también muestra que si bien México tuvo una leve mejoría en sus niveles de paz, solo avanzó dos lugares de la tabla.

El nivel promedio de paz global ha disminuido por cuarto año consecutivo, al caer 0.27 por ciento en 2017. Mientras en 72 países los índices mejoraron, en contraste 92 naciones tuvieron retrocesos en sus niveles y acciones para encontrar la paz.

Otro semillero migratorio, las regiones de Medio Oriente y África del Norte, permanecieron como las áreas menos pacífica en el mundo. “Es el territorio de cuatro de los diez países menos pacíficos en el mundo, con ningún país de la región clasificado más alto del lugar cuarenta”, subraya el estudio.

 

VIOLENCE
Fernando Frazão-Agência Brasil-(CC BY 2.0)

La economía también es asesinada

El impacto económico de la violencia en el mundo es brutal: en la economía global fue de 14.76 billones de dólares en 2017, en términos de paridad de poder adquisitivo constante (PPP, por sus siglas en inglés). Esto equivale a 12.4 por ciento del Producto Interno Bruto mundial (PIB), o a 1.988 dólares por persona.

“El impacto económico de la violencia en la economía global incrementó 2.1 por ciento de 2016 a 2017, principalmente debido a un incremento en el gasto de seguridad interna. El impacto económico de la violencia se ha incrementado 16 por ciento desde 2012, correspondiente al comienzo de la guerra Siria y al aumento de la violencia tras el levantamiento árabe en Libia, Yemen y otras partes del Medio Oriente y África del Norte”, indica el estudio

En el caso de los homicidios intencionales, el estudio concluyó que se trata del tercer componente que más impactos económicos tuvo con un 17 por ciento. “El impacto económico asociado con el homicidio intencional es mayor que el total de todos los delitos violentos y conflictos armados”, dice el análisis de CESOP.

“Varias regiones son afectadas por diversos tipos de violencia y, por tanto, tienen distintos costos económicos de los perfiles de violencia. La variación más grande entre las regiones es el costo del crimen violento y el homicidio. Esto representa 71 por ciento del costo económico en América del Sur, 65 por ciento en Centroamérica y el Caribe, y sólo 15 por ciento en la región Asia-Pacífico.

En el caso del gasto a la seguridad interna, las cifras también varían significativamente entre la región que gasta más (Europa) y la que gasta menos (América del Sur). “El gasto de contención de la violencia, que se refiere al gasto militar y de seguridad interna, es mayor en Medio Oriente y África del Norte y América del Norte, mientras que Centroamérica y el Caribe, Asia del Sur y África Subsahariana gastan menos en la contención de violencia.

El estudio no lo dice, pero nos estamos volviendo, literalmente, una sociedad donde el hombre, como decía Hobbes, “es el lobo del hombre”

Con información de Animal Político

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.