¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El papa Francisco envía un especial saludo ante su inminente visita a Irlanda

Comparte

“¡Estoy feliz de saber que regreso a Irlanda!”

Durante la ceremonia de apertura del Encuentro Mundial de las Familias en Irlanda, se proyectó un mensaje en vídeo pregrabado del papa Francisco para las miles de familias presentes en el estadio RDS Arena de Dublín.

En el mensaje, el papa Francisco expresa su emoción ante su regreso a Irlanda. Aunque esta es su primera visita apostólica como Papa, según informa RTE News, “Jorge Mario Bergoglio, como era entonces, pasó tres semanas con la comunidad jesuita en Milltown, Dublín, mientras aprendía inglés a principios de 1980”.

El mensaje del Papa alude a sus esperanzas de que el Encuentro Mundial de las Familias sea “una fuente de renovado aliento para las familias de todas partes del mundo”.

Además, el papa Francisco enfatizó una razón adicional para su viaje a Irlanda, su deseo de construir la unidad de todo el pueblo cristiano en Irlanda, “como signo de la paz duradera que es el sueño de Dios para toda la familia humana”.

El papa Francisco llega a Dublín este sábado 25 de agosto y participará en un torbellino de eventos antes de partir el domingo por la noche después de una misa celebrada con una multitud de 500.000 peregrinos.

A continuación está el mensaje completo del papa Francisco en su videomensaje

“Queridos amigos:

Antes de realizar mi visita, dentro de pocos días, a Irlanda para el Encuentro Mundial de las Familias, le envío un afectuoso saludo a todo el pueblo irlandés: I’m excited to think I come back to Ireland! [sic]. ¡Estoy feliz de saber que regreso a Irlanda!

Como saben, el Encuentro Mundial es una celebración de la belleza del plan de Dios para la familia; es también una ocasión para las familias procedentes de todas partes del mundo, para encontrarse y apoyarse en el vivir su especial vocación. Las familias hoy día afrontan muchos desafíos en sus esfuerzos para encarnar un amor fiel, para criar a los hijos con valores sanos y para estar en la comunidad más amplia, levadura de bondad, amor y atención recíproca. Ustedes saben todo esto.

Espero que esta ocasión pueda ser una fuente de renovado aliento para las familias de todas partes del mundo, especialmente aquellas familias que estarán presentes en Dublín. Que nos recuerde el lugar esencial de la familia en la vida de la sociedad y en la edificación de un futuro mejor para los jóvenes. ¡Los jóvenes son el futuro! Es muy importante preparar a los jóvenes para el futuro, prepararlos hoy, en el presente, pero con las raíces del pasado: los jóvenes y los abuelos. Es muy importante.

Si bien la razón específica de mi visita en Irlanda es el Encuentro Mundial de las Familias, quisiera que abrazara a todos los miembros de la familia irlandesa. Ruego, en particular, para que mi visita pueda servir para crecer la unidad y la reconciliación entre todos los fieles de Cristo, como signo de la paz duradera que es el sueño de Dios para toda la familia humana.

Sé que muchas personas se están comprometiendo activamente en la preparación de mi visita. Doy gracias a todos cordialmente. Le pido a cada uno que rece para que este encuentro sea un momento de alegría y de serenidad, una caricia del tierno amor de Jesús para todas las familias, y en verdad, para todo hijo de Dios. Les aseguro mi cercanía, mi oración y les invito a rezar por mí, lo necesito. De corazón, les doy mi bendición.

God bless you all. The Father, the Son and the Holy Spirit.
[sic; Dios les bendiga a todos. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo].”

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.