Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconEstilo de vida
line break icon

No renuncies al helado si te gusta, haz buenas elecciones

NONGPHOTO

María Eugenia Brun - publicado el 16/08/18

Pensamos que tomar un helado no es un hábito saludable, pero no es así. Podemos comer de todo, variado, pero con conciencia

Seguramente tienes algún alimento favorito del que te sueles privar al pensar: “Mejor no, tiene muchas calorías y me estoy cuidando… ¡pero me encantaría comérmelo!”.

Uno de los que puede estar en la lista de muchos es el clásico del verano, el helado, que nos gusta también disfrutarlo como postre durante todo el año tanto a grandes como chicos.

Hay quienes piensan que tomar un helado no es un hábito saludable, pero no es así. Puedes estar tranquilo porque podemos comer de todo y variado pero siempre, con sentido común. No se trata de comer por comer, sino hacerlo apreciando el sabor, el color, la textura y el aroma de los ingredientes, con tranquilidad y sin apurarse. Se trata de disfrutar al elegir el de mejor calidad nutricional (con menos grasas, azúcares, entre otros), haciéndolo tú mismo o/y probando nuevos sabores.

En el mercado cada vez nos encontramos con mayor variedad, helados tanto dulces como salados o en distintas presentaciones, palito o polo, barras, bochas, con barquillo, sándwich, sin azúcar, light, con salsas ¿cuál elegir? ¿compro el chico o el grande?

Sabemos que no es lo mismo tomarte uno de vasito (125 cc) o dos bochas de heladería que uno envasado, ya que este último seguramente tenga un mayor contenido calórico, de grasas y azúcares.

Los envasados, contienen grasas en su mayoría saturadas ya que se elaboran con mantequilla o leche entera o crema de leche, o con grasas vegetales como aceite de palma, no saludable para la salud. También poseen azúcares naturales propios de las frutas por ejemplo o derivados de la leche, pero el problema es el azúcar agregado que es alto y el que puede ocasionar riesgos a la salud su consumo excesivo y por tanto la Organización Mundial de la salud (OMS) recomienda reducir a no más de 10% de las calorías diarias. Los envasados además contienen variedad de endulzantes, aditivos y otros ingredientes que es mejor controlar en nuestra alimentación.

Es recomendable no comer helados envasados todos los días. Lo ideal sería tomarlos 1 o 2 dos veces por semana. En cambio puedes tomar a diario helados caseros estilo palito hechos a base de zumo de frutas.

¿Cuál elegir en el mercado?

GREY_AND

Los que tienen menos calorías son los helados de agua (palito o polos) y de los cremosos las versiones light son las que aportan la mitad de las calorías.

Fíjate aquellos con menos grasa, sin grasas trans o hidrogenadas y menos azúcares.

Las personas sedentarias o que presentan sobrepeso u obesidad, diabetes, colesterol o triglicéridos altos deben cuidar la cantidad, variedad elegida y frecuencia de consumo, o lo que es mejor preferir caseros.

Para los que les gusta cocinar o tienen un tiempito para compartir con los más pequeños de la casa el fin de semana o en vacaciones pueden aprovechar el momento para hacer helados en casa, de distintos sabores, ricos, nutritivos y más sanos.

Algunas opciones para disfrutar del helado combinándolo con otros alimentos o para hacerlo en casa con ingredientes sencillos, livianos y saludables

STOCKCREATIONS

  1. Una bola de helado acompañado con ensalada de frutas
  2. Batidos: Mezcla helado con leche o yogur o frutas.
  3. Helado de yogur: Colocar yogur natural entero en cubeteras y al sacarlo del congelador procesarlo con un poco de frutas.
  4. Polos (Helados de palito): Llenar un molde con yogur natural, jugo de frutas recién exprimido o licuado de fruta y agua. Puedes también incorporar trocitos de fruta cortada.

Otras opciones para innovar:

Helado de palta / aguacate

Ingredientes:

  • 1 palta grande madura
  • 2 bananas maduras
  • 1 chorrito de limón.

Preparación: Licuar y llevar a moldes por 5 horas

Helados de frutas

Ingredientes:

  • Una banana bien madura u otras frutas como frambuesas, pera, mango.
  • Opcional: 1 cucharadas de miel o 2 cucharadas de azúcar.

Preparación:

  • Cortar la banana en rodajas o en trozos una vez lavadas las otras frutas y las congelamos.
  • Retirar del congelador, dejar a temperatura ambiente por 10 a 15 minutos y poner en la procesadora o licuadora o mixer hasta lograr una crema. Servir y disfrutar.

Helado de banana con chocolate

  • Luego de congelar y licuar la banana se le agrega 2 cucharadas de cacao puro y ½ taza de leche de coco (dejar en remojo 1 taza de coco con 3 tazas de agua durante 20 minutos y después licuar y colar) y se mezcla.
  • Poner en moldes y llevar al freezer por 5 horas mínimo.

A tener en cuenta: un helado de fruta no sustituye a la pieza de fruta, tampoco quita la sed, por el contrario, provocan más sed por su contenido de azúcar, en caso de tener sed lo mejor es tomar agua. Preferir los helados hechos en casa, y sino cuidar la porción consumida y los ingredientes que presentan.

Date el gusto y disfruta sin caer en el exceso y recuerda que lo importante no es lo que comes, sino cómo lo comes.


GIRL, EAT, ICE CREAM

Te puede interesar:
¿Sabías que… el cono helado nació a causa de una epidemia?

Tags:
alimentaciónnutricionvacacionesverano
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.