Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

6 maneras como la eucaristía cambia tu vida igual que el matrimonio

PIEŚNI NA ŚLUBIE

Josh Applegate/Unsplash | CC0

Tom Hoopes - publicado el 10/08/18

Después de la comunión, somos algo distintos, aunque no nos demos cuenta

Hay regalos que cambian tu vida.

En mi caso, fue mi mujer, April. Hace 26 años me asombré de que esta mujer decidiera ofrecerme incondicionalmente todo cuanto tenía, así como cada día de su vida.

La grandeza del regalo me asustó al principio. En la víspera de la boda, mirando al techo en la cama, temía no estar a la altura.

Sin embargo, después de la boda y desde entonces, he dejado de ser Tom Hoopes, un tipo cualquiera. He cambiado. Ahora soy Tom Hoopes, el hombre a quien April Hoopes miró y dijo: “Este hombre lo vale todo.”

De manera parecida, Jesús da algo tan inesperado, que transforma nuestro entendimiento de nosotros mismos.

1. La Eucaristía nos transforma de la misma manera que lo hace el matrimonio

POPE FRANCIS - PENTECOST MASS - SUNDAY
Antoine Mekary | ALETEIA | i.Media

¿Por qué Jesús quiere darse a nosotros en el Santísimo Sacramento?

“El pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo”, dice en el evangelio. “Aquel que coma mi carne y beba mi sangre habita en mí, y yo en él,” dirá más tarde.

Él nos da la Eucaristía porque quiere darnos su todo.

Este regalo fue completamente inesperado para los creyentes judíos de su tiempo, que inmediatamente lo cuestionaron. Pero a lo largo de los años, la Iglesia ha desentrañado las palabras de Jesús, y nos ha dado en el Catecismo un repertorio completo de “los frutos de la Sagrada Comunión”.

El fruto principal de recibir la Eucaristía en Sagrada Comunión es la unión íntima con Jesucristo,” dice el Catecismo. “Es en los sacramentos, y sobre todo en la Eucaristía, donde Jesucristo actúa en plenitud para la transformación de los hombres,” añade posteriormente.

2. No siempre nos sentimos unidos a Cristo y transformados, la Eucaristía también nos ayuda

En la Biblia, Elías experimenta un momento de oscuridad como la Iglesia lo vive hoy –es un profeta rechazado por gente que no creía en Dios. Su desánimo se vuelve tan grande, que reza por su muerte.

Y he aquí que un ángel lo tocó y le dijo: Levántate, come,” lectura de los Reyes. “Fortalecido por aquella comida, viajó cuarenta días y cuarenta noches hasta que llegó a Horeb, el monte de Dios”.

Lo mismo sucede con nosotros. “A través de la Eucaristía, aquellos que viven la vida de Cristo son alimentados y fortificados,” dice el Catecismo.

Un ángel nos toca, nos dice “Levántate y come,” y no se refiere a hogazas de pan, sino al cuerpo, sangre, alma y divinidad de Cristo.

3. La Eucaristía nos transforma ayudándonos a evitar el pecado

La Eucaristía no puede unirnos a Cristo sin purificarnos al mismo tiempo de los pecados cometidos y preservarnos de futuros pecados,” dice el Catecismo.

Existen malos comportamientos –ira, gritos y malicia– y también positivos: ser amables con el prójimo, compasivos, y perdonar a los otros como Dios nos ha perdonado en Cristo.

La Eucaristía nos ayuda en ello. Ya no somos seres sin rumbo batallando el pecado: pasamos a ser amigos íntimos de Jesús, nuestro mejor aliado contra el pecado.

4. La Eucaristía nos transforma uniéndonos con la Trinidad

Cada figura de la Trinidad está contenida en la Eucaristía.

Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere,” dice Jesús en el Evangelio. “Escrito está en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios”.

Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios,” dice la segunda lectura. “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados, y andad en amor”.

La comunión de la Santísima Trinidad es la fuente y criterio de verdad en toda relación,” dice el Catecismo. “Se vive en la oración y sobre todo en la Eucaristía”.

5. La Eucaristía nos transforma presentándonos una familia entera de santos

Además de unirme a April Hoopes, mi matrimonio me unió a toda su familia, con toda la ayuda y apoyo que me han prestado desde entonces.

La Eucaristía también lo hace.

El nombre de comunión puede aplicarse a todos los sacramentos puesto que todos ellos nos unen a Dios,” dice el Catecismo. “Pero este nombre es más propio de la Eucaristía que de cualquier otro, porque ella es la que lleva esta comunión a su culminación”.

Cuando recibimos la Eucaristía, ganamos una familia de cristianos en la tierra y una familia santos en el cielo, que nos ayudarán siempre que lo necesitemos.

Por último, nos da esperanza para el paraíso

Este es el pan bajado del cielo,” dice Jesús, “para que el que de él come, no muera”.

No tenemos prenda más segura o signo más manifiesto de esta gran esperanza en los nuevos cielos y la nueva tierra,” dice el Catecismo, “que la Eucaristía”.

Después de la Eucaristía, dejamos de ser personas sin rumbo. Somos de Cristo. Para siempre.




Te puede interesar:
Un corazón dividido, ¿cómo lo unifico?

Tags:
comunioneucaristiamatrimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.