¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Venezuela y el “secuestro” del diputado opositor Juan Requesens

VENEZUELA
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

“Hoy puedo hablar desde aquí, mañana, no sé”, dijo el parlamentario, horas antes de ser “secuestrado” junto a su hermana por funcionarios de la policía política adscrita al régimen socialista de Venezuela

“Yo no puedo decir que esto se lo llevó quien lo trajo. Yo me niego a rendirme. Yo me niego a arrodillarme frente a quienes hoy pretenden quebrarnos la moral (…) Muchos hermanos están hoy fuera de nuestro país y muchos están bajo tierra porque los mataron, porque los mataste, Nicolás. Y los que todavía podemos estar aquí, vamos a seguir poniéndoles el pecho. Hoy, yo puedo hablar desde aquí, mañana, no sé”.

De esta manera se pronunciaba el diputado Juan Requesens, a las 13:30 horas, del martes 7 de agosto, desde la Asamblea Nacional, en una sesión convocada en apoyo de su colega José Manuel Olivares, quien tuvo que salir de Venezuela, ante las amenazas de captura a su esposa por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Sebin. “José Manuel Olivares hizo lo que tenía que hacer: sacar a su familia de Venezuela”, decía con vehemencia, el joven diputado electo por el estado Táchira.

Requesens, consciente de lo que podrían representar sus palabras, dijo: “Lo que yo si quiero reafirmar hoy, y lo que yo sí le quiero decir a este pueblo es que nosotros vamos a seguir haciendo todo lo que podamos hacer para lograr lo que hoy toda Venezuela: sacar a Nicolás Maduro del poder”.

Cinco horas más tarde, Requesens era “secuestrado” por 14 funcionarios del Sebin, que abruptamente ingresaron a su residencia al este de Caracas, para llevárselo junto a su hermana Rafaela Requesens, presidenta de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Central de Venezuela.

Simultáneo al arresto de los hermanos Requesens, Nicolás Maduro acusó a Juan de participar en la “conspiración” del 4 de agosto que atentó contra su vida e incriminó también al diputado Julio Borges, ex presidente de la Asamblea Nacional. Los diputados habrían contactado en Colombia al militar retirado Juan Carlos Monasterios, alias “Bons”, para participar en el atentado a Maduro con drones contentivos de cargas explosivas durante un acto en la avenida Bolívar de Caracas, según la versión oficial.

VENEZUELA
Juan Requesens - Twitter

En un video de contenido borroso que fue presentado por Maduro en la cadena televisiva, alias “Bons”, dijo: “Recibí un mensaje de texto del diputado Juan Requesens diciéndome que él era el encargado de pasarme hasta el otro (frontera) lado por medio de Julio Borges que lo había mandado a hacer eso”.

La versión oficial, una vez más, no encuentra credibilidad. A Gabriela Ramírez, ex defensora del pueblo, le recuerda otros hechos. “Recuerdo al capitán Caguaripano hinchado, con los ojos inyectados de sangre por la golpiza y conteniendo las lágrimas del dolor. Luego veo al terrorista cooperante, en posición relajada, fresquito narrando cómo matarían al presidente. Algo no cuadra”, dijo en su cuenta de Twitter.

Lo declaran desaparecido

Tras el “secuestro” de los hermanos Requesens, el partido Voluntad Popular denunció los hechos y exigió “la inmediata liberación”, alegando violación a la inmunidad parlamentaria, “lo cual es una grave arremetida contra la Constitución de la República”.

“En lugar de amenazar con muerte y violencia, y preocuparse solo por su seguridad personal, la dictadura de Nicolás Maduro debe permitir la urgente apertura de un canal humanitario para que se detenga el mayor atentado contra la vida de los venezolanos”. También alertaron en el comunicado “sobre una posible ola de represión para incriminar a otros dirigentes políticos en este hecho”.

Por su parte, el partido Primero Justicia informó que estuvieron en contacto con los familiares de los hermanos Requesens que no tenían conocimiento de su paradero. “Esta es una nueva muestra de cómo la persecución política del régimen se acrecienta”.

 

VENEZUELA
Juan Requesens - Twitter

Juan a Rafaela: “¡Mucha fuerza!”

Los hermanos Requesens fueron trasladados en vehículos separados hasta la sede del Sebin en El Helicoide, Caracas, y antes de la medianoche, se conoció la libertad de Rafaela. “Hago responsable al régimen de Nicolás Maduro por lo que pueda suceder a mi hermano y a toda mi familia, dijo Rafaela al salir de El Helicoide.

La mañana del miércoles 8 de agosto, la joven volvió a conversar con los medios y explicó que dejó a su hermano Juan en buenas condiciones físicas. “Mucha fuerza, Rafaela”, fue la petición de este a su hermana, cuando se despedía de ella.

Sin embargo, los demás familiares y abogados no han podido establecer contacto con Juan Requesens, ante lo cual, directivos de la Asamblea Nacional exigen al Gobierno de Nicolás Maduro respetar su condición de ciudadano y su fuero parlamentario.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones