¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

¿Por qué el mes de agosto es sinónimo de solidaridad en Chile?

SOLIDARIDAD
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

La comunidad del "Mes de la Solidaridad", una serie de instituciones unidas por esta labor, buscan promover una "cultura de la solidaridad" en el país sudamericano

¿Qué haría Cristo en mi lugar? Es el lema que se escogió este año para dar inicio al mes de la solidaridad. Esta pregunta que dijo San Alberto Hurtado a los chilenos de su época, y que la escuchamos del Papa Francisco en su encuentro con los jóvenes durante su visita a Chile; hoy se instala frente a las realidades de vulneración y exclusión que a diario viven miles de hermanos y hermanas.

Desde hace más de 20 años que agosto se transformó en el mes de la solidaridad, donde los chilenos deben “ver” al otro que se encuentra, en una sociedad cada vez más individualista, para reconocerlo como un hermano para acogerlo y acompañarlo.

 

“La solidaridad que no se traduce en una acción, es una solidaridad que no sirve. Por eso la pregunta ¿Qué haría Cristo en mi lugar? llama e incita a actuar. La invitación es hacer algo concreto fuera del templo, es ahí donde se juega el partido donde la gente está sufriendo marginación, pobreza, olvido” dice enfático Cristián del Campo SJ, Padre Provincial de la Compañía de Jesús en Chile.

 

El mes de la solidaridad nace desde el Congreso Nacional de Chile, en 1994, con motivo de la beatificación del Padre Hurtado SJ, hoy San Alberto Hurtado, quien murió el 18 de agosto de 1952. Cuatro días antes de morir, escribió: “Al partir, volviendo a mi Padre Dios, me permito confiarles un último anhelo: el que se trabaje por crear un clima de verdadero amor y respeto al pobre, porque el pobre es Cristo”.

 

 

“Este es un mes en que la iglesia celebra a San Alberto Hurtado. Un hombre que se vinculó profundamente a Cristo y a la iglesia para servir a los demás, eso es una Iglesia de salida, y lo que nos pide el Papa, estar al servicio de los otros y que no está encerrada en sí misma. Una iglesia consciente de sus heridas y grandes dificultades, pero que sale a buscar a aquellos que lo necesitan” explicó Benito Baranda, director de la organización internacional América Solidaria y exdirector Nacional Social del Hogar de Cristo.

 

La comunidad del “Mes de la Solidaridad”, una serie de instituciones unidas por esta labor, buscan promover una “cultura de la solidaridad”, fundada en la tarea de hacernos responsables los unos de los otros bajo el ejemplo de San Alberto Hurtado.

“Cuando vemos a una persona que requiere algo de nosotros, cuando se le falta el respeto a alguien que se vulnera en su intimidad. Bueno Qué haría Cristo en mi lugar. Como puedo yo, desde mi esencia, transformar el contexto donde estoy para ser más vivo el pensamiento del Padre Hurtado”, invita Jorge Muñoz SJ, rector del Santuario San Alberto Hurtado y actual Vicario para la Pastoral Social del Arzobispado de Santiago.

En una iglesia donde todos sus obispos se encuentran renunciados, el Mes de la Solidaridad a los laicos a través de acciones y actos concretos y materializa lo que dijo San Alberto Hurtado “el hombre con sentido social no espera que se presenten ocasiones extraordinarias para actuar”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones