Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los beneficios del parto natural

NEWBORN
Shutterstock
Comparte

Que no te engañen con una cesárea programada e innecesaria

“Si yo abro el seno materno, ¿podrá ser que no dé a luz? Pues yo soy el que abro el seno y también el que lo cierro” (Is 66,9).

Desgraciadamente estamos en una cultura de la cesárea. En algunos países como  Brasil las cesáreas se realizan en el 55,6% de los casos. El parto natural se está quedando atrás y eso parece ser muy normal.

La cesárea, que es un procedimiento quirúrgico, ya es considerada como una elección personal y, en muchos casos, la vía más común de traer un bebé al mundo. ¿Será cierto eso?

En primer lugar, tratemos el tema de la cesárea. La cesárea es un procedimiento quirúrgico que salva vidas, pero no por eso deja de ser una cirugía. Hay muchos efectos colaterales e incluso riesgosos, por eso debe realizarse bajo estricta necesidad, pues no es la vía natural de nacimiento y tampoco es la mejor.

Desgraciadamente, además de una cultura de la cesárea, muchas mujeres todavía sufren violencia obstétrica al escoger un parto natural. Muchas mujeres desean un parto natural, pero tropiezan con muchas dificultades, principalmente la postura contraria de muchos profesionales.

Durante el embarazo muchos médicos buscan convencer a las mujeres para que opten por la cesárea, una cirugía que aportará mayores beneficios económicos al equipo médico y mayor comodidad porque, podrá programar la intervención con anterioridad y evitará pasar horas con la gestante durante un parto que puede tener lugar en cualquier momento del día y de la noche.

Algunos equipos médicos no están dispuestos a invertir su tiempo en acompañar a una madre gestante durante el trabajo de parto; otros se quejan de lo que cobran por un parto natural frente a la cesárea; y simplemente otros no tratan a las mujeres con respeto.

Es imposible no relacionar el alto índice de cesáreas con un control de natalidad velado. Es cierto que los partos naturales sucesivos son mucho mejores para nosotros que deseamos una familia numerosa. Las cesáreas sucesivas presentan riesgos y ¿cuántas mujeres han sido engañadas, desanimabas a tener más hijos o intentar un parto natural, incluso sometidas a la ligadura de trompas a causa de eso?

Vivimos tiempos difíciles, pero la cesárea no es nuestra única opción. Es importantísimo buscar, encontrar y asegurarse que el equipo que te atienda durante el parto apueste como tú por el parto natural.

Beneficios del parto natural

Son muchos los beneficios del parto natural:

  1.  No pasar por una cirugía
  2. Menor riesgo de infección
  3. El trabajo de parto favorece la producción de leche materna
  4. La mamá puede asegurar al bebé cuando nace y estimular el amamantamiento
  5. El vínculo en ese momento es fundamental para la madre/padre y bebé
  6. El útero vuelve a su tamaño normal más rápidamente
  7. Hay beneficios psicológicos para la mamá
  8. Las complicaciones son menos frecuentes
  9. La recuperación es rápida tras el parto
  10. No hay necesidad de la separación madre-bebé.
  11. Menos problemas respiratorios para el bebé

 

Tags:
embarazo
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.