Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Desplazados, tierras usurpadas y el regreso a casa gracias a Cáritas

Comparte

Un breve documental que cuenta la historia de los pobladores de Paquemás en Colombia y el apoyo que recibieron de la Iglesia

 “Los reclamantes de tierras de Paquemás, 21 años logrando el retorno digno”.

Así se titula el trabajo de Cáritas Colombia encargado de mostrarle al mundo la historia de los desplazados de Paquemás, “refugiados internos del conflicto armado, que después de 21 años están regresando a su tierra con el apoyo de la Iglesia”, tal cual señala la agencia Fides.

Todo comenzó en el año 1997 cuando un centenar de familias de la localidad campesina de Paquemás (municipio de Turbo, Antioquia) tuvieron que marcharse de forma forzosa debido al conflicto desatado entre la guerrilla, el ejército y los paramilitares.

El regreso de estas familias a sus tierras usurpadas fue posible recién luego de 20 años y una vez establecida en Colombia el fin de la violencia con la ley que hace referencia a la reparación íntegra a las víctimas, aspecto que implica, entre otras cosas, la restitución de tierras.

Sin embargo, en algunas ocasiones ante la imposibilidad del Estado de tener los recursos para garantizar el regreso, organizaciones como Cáritas han sido

 “En 2013 estábamos buscando un grupo, un caso de personas que exigieran las tierras usurpadas, para así apoyarlos y acompañarlos en este proceso, y luego proponer otros casos”, explica a Fides Luz Marina Quintero, una de las coordinadoras del proyecto.

“La idea no era partir de cero, sino de un grupo que ya estaba experimentando una dinámica de cooperación para que fuera más sencillo alcanzar el éxito”, agrega.

Tras diversas consultas, la elección recayó en Paquemás, “porque ya habían pensado organizarse y eran un caso emblemático a nivel nacional”.

Iniciado el proceso de acompañamiento, Cáritas comenzó con un proyecto de investigación en el terreno, con capacitación e impacto en la opinión pública. Se resumió toda la información sobre las causas judiciales ya abiertas de manera individual y se profundizó el conocimiento de la ley mientras se realizaban actividades de sensibilización, lo que despertó la conciencia pública a nivel nacional e internacional.

“Después de 5 años, – asegura Luz Marina Quintero- , decidimos salir del proceso, que ha sido muy fructífero ya que más del 35% de los hogares han obtenido sentencias de restitución de tierras y han regresado o están regresando al menos el 30%”. Ochenta de las 105 familias locales son parte de la asociación.

Pero el regreso también estuvo cargado de sin sabores debido a que los habitantes seguían recibiendo amenazas o daños materiales como incendios, aspectos no exentos de nuevos asesinatos de líderes.

“Caritas –prosigue Fides-  requirió entonces medidas legales de protección y el acompañamiento de la policía, pero la solución llegó cuando los dueños de las propiedades comenzaron a regresar a Paquemás en grupos de familias. Creció entonces la sensibilización”.

“El asesinato de un líder ya no era una medida disuasoria para los delincuentes, porque había más de un líder”, concluye la coordinadora.

Artículo publicado originalmente por Agenzia Fides

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.