¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Oración solemne el día de la muerte de alguien

PRAYING ANGEL STATUE
Comparte

Cuando fallece un ser querido, la Iglesia nos anima a rezar esta confortante oración

El día de la muerte de una persona es a menudo muy difícil para aquellos que más la amaron. La pérdida es difícil de soportar y parece que hay poco que pueda servir de consuelo.

Durante este tiempo de pena, es importante volverse a Dios y rezar por el alma que se ha marchado. Como católicos, creemos que nuestras oraciones no solo pueden afectarnos a nosotros mismos, dándonos fuerza y consuelo, sino también ayudar a las almas de los difuntos.

Aunque no sabemos el destino final de nuestro ser amado, todavía podemos orar por su alma, confiándola a Dios y pidiéndole a nuestro Señor que tenga misericordia de ella, acelerando su tránsito hacia la dicha celestial.

A continuación disponen de una de esas oraciones que la Iglesia provee para el día de la muerte de una persona. Suplica a Dios que se apiade del alma difunta y la conduzca a “su patria, el Paraíso”.

Oh Dios de quien es propio compadecerse siempre y perdonar; humildemente Te rogamos por el alma de tu siervo/a [insertar nombre], que hoy has hecho salir de este mundo; no la dejes caer en las manos del enemigo para olvidarla por siempre, antes ordena a tus ángeles que la reciban y la introduzcan en su patria, el Paraíso, de suerte que, habiendo puesto en Ti su esperanza y su fe, no tenga que sufrir los castigos del infierno, sino que entre en posesión de la alegría eterna. 

Por Nuestro Señor Jesucristo.

Amén.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.