Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

¿Por qué hacemos lo que hacemos?

SENSE

Garrett-(CC BY 2.0)

Dolors Massot - publicado el 27/07/18

Piensa una meta y eso te ayudará a reorganizar todos tus días en función de ella.

Si llevas meses sin encontrar sentido a tu trabajo. Si la vida profesional te parece que ha tocado techo. Si salir a tomar algo con los colegas te parece desmotivador. Si solo con pensar en la siguiente reunión ya te parece un lastre… Es que algo importante en tu interior se está deteriorando.

No dejes que transcurra más tiempo, porque el tiempo por sí mismo no arregla las cosas: somos nosotros los que debemos intervenir para cambiar el rumbo de nuestra vida.

Busca un propósito a tu vida, una meta, y verás las cosas de otro modo. Así lo expresa Mario Sergio Cortella, autor de un best seller que lleva por título «¿Por qué hacemos lo que hacemos?  Reflexiones vitales sobre el trabajo, la carrera y la realización personal«, del que se llevan vendidos más de 150.000 ejemplares en Brasil y que acaba de ser publicado en español por Editorial Alienta.

Cortella es escritor, profesor y doctor en Educación. Es profesor titular de la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo. En su opinión, fundada en una larga experiencia profesional, es esencial en la vida que uno sepa por qué hace las cosas.

Ese por qué, del que ya hablaba Aristóteles, Cortella considera que ayuda a dotar de sentido nuestros días y a partir de ahí nos da la capacidad para llevar a cabo lo que tenemos entre manos, incluso de sacrificarnos si es preciso para conseguirlo.

La primera gran lección de Cortella es que sepamos dotar nuestra vida de propósito, esto es, de un objetivo. ¿Por qué me levanto por las mañanas? ¿Por quién soy capaz de salir a la calle y buscar trabajo cuando estoy en el paro, después de muchas puertas cerradas?


WORK

Te puede interesar:
¿Para qué sirve la inteligencia emocional en el trabajo?

El autor focaliza su obra en el ámbito profesional pero sus consejos pueden ayudar más allá.

Cortella recuerda que «propósito» viene del latín y significa «lo que me pongo por delante». Y también ha detectado este autor que muchos ya no solo desean encontrar en el trabajo un mero ingreso salarial, por ejemplo. «Hay una búsqueda por ser reconocido y valorado por lo que uno hace. No quiero que mi esfuerzo se desperdicie o resulte inútil. Tampoco quiero ser malinterpretado, si soy una persona con buenas intenciones».

«Necesito saber para qué sirve lo que estoy haciendo«, comenta Cortella, quien subraya que la gran mayoría no está dispuesta ya a trabajar o vivir con los ojos cerrados, haciendo algo que perjudique a la sociedad, siendo el «mero inocente útil».

ADULT,CONVERSATION
Nappy | CC0

Lo positivo de la rutina

El profesor brasileño rompe algunos tópicos, como por ejemplo el de pensar que la rutina siempre es perniciosa. «La rutina consiste en una serie de procedimientos estandarizados con los que se lleva a cabo un proceso».

En vez de verle aspectos negativos, Cortella observa que eso resulta beneficioso para nuestras vidas: «Esa repetibilidad -aforma- es lo que vuelve más eficaz la rutina. Una orquesta sinfónica tocará mejor cuanto más cuidadosamente se haya leído la partitura que está ahí en el atril».


MORNING RUTINE

Te puede interesar:
Rutinas simples para lograr metas grandes y resultados asombrosos

El trabajo rutinario es un trabajo organizado, estructurado. Es un peligro si ya no se le pone atención y caemos en el automatismo pero, en cambio, se convierte en una joya si hay motivación.

San Josemaría escribe en el punto 498 de su libro «Surco»:

«Me escribes en la cocina, junto al fogón. Está comenzando la tarde. Hace frío. A tu lado, tu hermana pequeña —la última que ha descubierto la locura divina de vivir a fondo su vocación cristiana— pela patatas. Aparentemente —piensas— su labor es igual que antes. Sin embargo, ¡hay tanta diferencia!

— Es verdad: antes “sólo” pelaba patatas; ahora, se está santificando pelando patatas.»

David Mark

Encontrar el estímulo

¿Cómo lograr que en el trabajo yo esté motivado? ¿O cómo lograr que mis compañeros de trabajo o mis empleados se sientan motivados? Cortella asegura que debe haber un estímulo.


WORKER

Te puede interesar:
¿Es correcto decir al volver de vacaciones, “vuelvo a la rutina”?

Ese estímulo, de carácter externo a la persona, puede ser muy variado, según este profesor: «Puede darse en forma de premio, de retorno económico, pero también puede darse a través del reconocimiento de la autoría o la calidad del profesional y de su contribución a la totalidad de la obra».

VOLUNTEERS FRANCS HOMELESS
Cyril BADET/CIRIC

«Hacer bien nos hace bien»

Además, Cortella ve en las personas que actúan con propósito una aportación importante a la sociedad: «Hacer bien nos hace bien», dice, «porque el lugar donde lo hago tiene un impacto positivo en la comunidad, no es un lugar donde solo se gana dinero» y porque «esto crea una lógica en la cual es posible conciliar lucro y buenas acciones«.

Es importante el sentido que le doy a cada instante de mi vida porque este puede convertirse en el muelle que me impulse a trabajar y a vivir por mi familia, por mi mismo, por una sociedad mejor. En el salmo 62, el rey David rezaba así al motor de su vida: «Oh, Dios, eres mi Dios, por ti madrugo»

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.