¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Las batallas con el demonio y otras anécdotas de Carlos Aldunate

MAN,SMOKE
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Falleció a los 102 años. Aquí recordamos con sus palabras cómo era su labor como sacerdote y exorcista

El Padre Carlos Aldunate, quien fuera director espiritual del Papa Francisco durante su etapa en el juniorado, también fue exorcista. En una entrevista al Editor de Portaluz, el padre Carlos, al cumplir los 100 años le mostraba un sinfín de anécdotas con esta labor y explicaba cómo eran sus batallas con el demonio.

CARLOS ALDUNATE
Universidad del Norte

1. Exorcismo en Perú

“Yo me acuerdo que estando en Perú con el padre norteamericano MacNutt estuvimos orando por un joven que trajeron -o llegó por sí mismo-. Un joven de más o menos veinte años, -no me acuerdo si era norteamericano-, que creía estaba oprimido  por el demonio… Dos o tres años después yo pasé por ahí y tuve ocasión de ver al joven y le pregunté por su vida. Estaba tranquilo, realmente se había liberado. De modo que a la pregunta sobre si el demonio existe y oprime, la respuesta es sí”.

2. La oración y un alargamiento de piernas en Colombia

“Era una joven de Colombia que siendo chica, de unos doce años, en una excursión se rompió una pierna. Parece que luego la retaron a la chica, la trataron mal en su casa y ella sintió un  rechazo a todo lo que le estuvieran haciendo, de modo que el injerto que los médicos le realizaron no consolidó, y quedó coja. Yo estaba ahí –en La Ceja (Colombia)- con el padre MacNutt. Él nos había repartido entre la concurrencia para atender a la gente. Y llegó esta chica con su pierna cortita. Y  me dije, vaya, esto es más complicado. Porque yo había estado orando por personas con asma, con otras dolencias, pero una piernecita así… Bueno, llamé al padre MacNutt y él se interesó inmediatamente. Comenzamos a orar y cada tanto el padre MacNutt medía viendo si se había alargado la pierna. Porque era una pierna cortita con un pie como bolita, sin forma casi. El hecho es que con las oraciones el pie fue tomando forma… (hace un silencio) apareció el empeine, aparecieron los dedos… (nuevo silencio) en fin. Estuvimos orando yo creo que unas tres o cuatro horas. Y al  día siguiente que era el último del retiro, quedó un católico encargado de seguir orando con esta mujer. El hecho es que con el tiempo mejoró algo pero no totalmente. Yo volví tres o cuatro años después para preguntarle cómo estaba y me dijo que se le había alargado un poquito la pierna, que se le había solidificado y ella podía ahora usar una bota ortopédica, pero le faltaba aún un tramo. Había sanado ciertamente un setenta  por ciento a lo menos, pero no estaba completamente sana”.

3. El coste de ser exorcista

“Es decir, en general el exorcista no tiene por qué estar temiendo contaminarse, no. Creo que eso depende de la persona… Así como un médico no necesariamente terminará siendo un depresivo si atiende a depresivos. Pero creo que a veces hay sacerdotes a quienes les toca parroquias de mucho dolor, de mucha pobreza, de amargura, que hasta cierto punto se van contaminando. Por eso es importante que los sacerdotes también tengan su contacto con otros sacerdotes y también se me ocurre que una persona que está en un manicomio y tratando todo el tiempo con depresivos se puede ir poniendo un poco depresivo. Por lo menos está con un panorama muy negativo. Por eso la higiene mental exige que uno haga ejercicios, ejercicios Ignacianos y se encuentre también con otros aspectos del servir”.

4. ¿Por qué hay que hacer exorcismos?

“Mire, yo diría que es una obligación de caridad. Muchos sacerdotes no lo hacen por falta de experiencia o porque no se les ocurre. No sé como sea la formación del clero en esto hoy en día.

¿Por qué hoy tenemos tan poca credibilidad en que exista un ser de mal, pensante, actuante y con toda una cohorte de colaboradores?… incluso, como usted dice, muchos sacerdotes parecen no creerlo, no se escucha en las prédicas del día domingo que mencionen al Demonio

Bueno, esto no es un tema, un tema diríamos, de salón. Como tampoco es un tema de salón (ironiza) preguntar por el cómo le va a uno en la digestión. Bueno, son temas que no se suelen conversar porque no es la parte más hermosa de la vida. Creo que es un tema que no se toca mucho (largo silencio…)”

CARLOS ALDUNATE
jesuitas.cl
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones