Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Caso de María Pombo: ¿Quién está detrás de los ataques en Instagram?

POMBO
Comparte

Los influencers reciben agresiones verbales de quienes no respetan sus opiniones personales

En las últimas semanas se ha puesto de moda una nueva funcionalidad de Instagram en la que los usuarios pueden preguntar lo que quieran a los influencers y estos contestan públicamente. Instagram, Facebook y Twitter son plataformas que nos permiten decir libremente lo que pensamos y leer sin filtros lo que piensan, dicen y hacen los demás. 

Independientemente de las diversas opiniones que cada persona puede tener en la vida, en la actualidad el ataque verbal se está extendiendo a través de las redes sociales y el foco se pone en las opiniones personales de los influencers. 

Una de las víctimas recientes de estos ataques ha sido María Pombo, la influencer española que posicionó en contra del aborto tras ser preguntada sobre este tema en su Instagram Stories. Algunos de sus seguidores aprovecharon la ocasión para atacarla publicando comentarios como estos: “Ojalá te mueras y lo celebremos”; “Basta de demonizar el aborto”;”Cree en Dios, ¿cómo la vais a tomar en serio?”; “Maldita zorra”…

POMBO
Maria Pombo - Instagram

Estos insultos, amenazas, frases ofensivas se presentan sobre todo cuando no se sabe conversar, razonar, usar argumentos, escuchar y expresar la propia opinión sin pretender que el otro piense del mismo modo que yo. No se trata solo de ausencia de pensamiento democrático, que debería ser la base de nuestras sociedades libres, sino de falta de una elemental base de educación social.  

La sana convivencia social requiere respeto. Todos exigimos respeto  hacia nuestra persona y seguramente hacia todos nuestros seres queridos, familiares y amigos. Pretender respeto hacia nosotros mismos implica que estamos dispuestos a ofrecer respeto hacia los demás. Es uno de los principios basilares de la convivencia social. Libertad de expresión y educación no son incompatibles.

Sentir el impulso de la agresividad es natural

La agresividad puede ser también consecuencia del impulso automático del ser humano, que responde al instinto de supervivencia, y que tiene lugar cuando percibe un peligro o se siente atacado. Así pues, la agresividad es en esencia una reacción defensiva de alguien que en un momento dado se siente provocado.

Lo vemos en la naturaleza, en los animales. Ellos se defienden para sobrevivir. Lo hacen por instinto. Responde a la ley natural de la supervivencia. En la relación entre personas, podemos percibir las mismas sensaciones y emociones ante situaciones de peligro, pero como es evidente, el ser humano goza también de la inteligencia, los valores, la capacidad de reflexión, para no actuar solo de manera instintiva sino consciente y responsablemente. 

La agresividad verbal y los tipos de personalidad insegura

Este tipo de comportamientos estimula los tipos de personalidad potencialmente agresivas y emocionalmente reactivas con poca tolerancia. Los impulsos violentos pueden tener una base de falta de seguridad en sí mismos. 

Con frecuencia la agresividad procede de nuestra inseguridad. Cuando nos sentimos inseguros ante algo o alguien, cuando no dominamos algo y alguien nos cuestiona o nos pone en duda, la reacción por defecto será con toda probabilidad agresiva. Solo desde una gran dosis de seguridad personal podemos responder serenamente si alguien nos cuestiona nuestras opiniones.

Dejando a un lado posibles causas también de tipo patológico, hay situaciones de agresividad que simplemente proceden de nuestra inquietud, de nuestros nervios: cuando algo nos inquieta, es difícil responder ante cualquier observación sin alterarnos, manteniendo un tono constructivo. Por esto mismo se necesita mayor reflexión y siempre educación. No podemos pretender respeto si no tratamos a los demás con respeto.

Las personas que maltratan psicológicamente a los demás con agresiones verbales suelen poseer una serie de rasgos característicos, como por ejemplo:

  • Son autoritarias y necesitan tener bajo control a la gente de su entorno.
  • Son mentalmente rígidas y persiguen aparentemente la verdad. Ahora bien, la única verdad es la suya.
  • Critican y tratan a los demás como si fuesen inferiores y no se arrepienten de ello.
  • No reconocen sus fallos propios, pues consideran que los demás no tienen razón.

El mejor modo de reaccionar ante las provocaciones tempestivas, sobre todo en las redes sociales, es manteniendo la calma y demostrando nuestra coherencia, nuestros valores, la seguridad de nuestras ideas, respondiendo con elegancia, y muchas veces con el silencio, para no caer en los mismos mecanismos de quien usa las redes sociales olvidando que estamos comunicando entre personas.

En su caso, María Pombo ha optado no callarse y denunciar públicamente los ataques que recibió en cuestión de minutos. A todos ellos ha contestado con una frase contundente e inteligente: «Esos que dicen que son como son y merecen respeto, no respetan a los que también son como son pero diferentes a ellos»

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.