¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

¿Qué puedes hacer para ayudar a tu hijo a hacer amigos?

KID OUTSIDE
©Shutterstock
Comparte

8 consejos para orientar a los niños a superar los obstáculos en las relaciones sociales

Sentirse solo en la escuela puede ser angustioso para un niño. ¿Cómo respondes a tu hijo o hija si te dice que no tiene ningún amigo? ¿Cómo puedes ayudarlo a lidiar con esa situación difícil sin sobrecargarlo con tus propias preocupaciones?

Tú y tu cónyuge pueden no responder igual a este problema, dependiendo de su temperamento e historia personal.

Navegar en esta situación difícil exigirá una buena comunicación. Si realmente quieren ayudar a su hijo, necesitan estar totalmente abiertos el uno con el otro.

Navegando por tus propios sentimientos

Primero, necesitas validar tus propios sentimientos: ¿como está afectándote esta situación? No puedes dejar que tus propios sentimientos oscurezcan tu visión o juicio.

Puedes descubrir que los recuerdos de sentimientos heridos en la escuela resurgen cuando ves luchar a tu hijo.

Pratica la autocompasión reconociendo tus propios sentimientos antes de hablar con tu hijo. Eso te ayudará a evitar proyectar tus miedos en él.

Después de reconocer tus sentimientos, estarás mejor preparado para escuchar a tu hijo, cuya experiencia puede ser diferente de la tuya.

Identificando obstáculos

Descubre cómo tu hijo está procesando la situación: “¿Cómo te sientes sobre ello? ¿Estás triste, decepcionado, irritado, indiferente?”; observar y hacer preguntas te ayudará a aprender más sobre los sentimientos y necesidades de tu hijo.

¿Él juega con los primos de su edad? ¿Tiene tendencia, incluso entre los familiares, a aislarse con un videojuego? ¿Está más a gusto con adultos?

Un niño que tiene intereses muy específicos no siempre sabe lo que decir a los demás, lo que puede impedirle construir relaciones. Timidez y precocidad pueden, a veces, ser obstáculos, pero no son insalvables.

Si tu hijo es víctima de bullying, la respuesta es diferente. En esos casos, todo el equipo educativo debe trabajar en conjunto para resolver el problema.

En cualquier caso, pero especialmente este, tu hijo también necesitará tu apoyo incondicional.

Consejos para ayudar a tu hijo a hacer amigos:

  1. Haz un plan de acción

Ayuda a tu hijo a desarrollar un plan de acción: “¿Quién te gustaría que fuese tu amigo? ¿Cómo puedes aproximarte a esa persona? ¿Puedo ayudarte?”. Los niños generalmente tienen respuestas para esas preguntas.

  1. Invita a otros niños a ir a tu casa

Ayuda a tu hijo a formar amistades, proporcionando ocasiones para que pase tiempo con otros niños. Cada niño tiene su propio nivel de confort en la interacción social. A algunos niños les encantan los cumpleaños, mientras que otros prefieren ir al cine con un amigo. Un niño tímido puede preferir la última opción; no tendrá que pasar horas con un compañero que aún no conoce bien, pero será un primer paso en dirección a la amistad.

  1. Conversa
Si preguntar: “¿Quieres jugar conmigo?” es intimidador para tu hijo, tal vez puedes sugerirle que se interese por lo que los demás están haciendo. “¿Cuál es tu héroe favorito? ¿Cómo va tu clase de música? ¿Dónde conseguiste esa mochila tan bonita?”.
  1. Entiende el deseo de tu hijo de encajar

¿Tu hijo quiere vestirse como los demás niños o participar de actividades comunes para encajar? Tu hijo puede querer aprender los nombres de los atletas o ver cierta película para poder hablar de ella con los compañeros. Intenta apoyar el deseo de tu hijo de compartir experiencias comunes con los demás, aunque te parezcan triviales.

  1. Obtén ayuda de otros padres

Aunque sea importante respetar la confianza de tu hijo y evitar interferir, especialmente durante la adolescencia, conversar con otros padres sobre las preocupaciones de tu hijo puede ser útil. Reclutar a otros padres como aliados para ayudar a tu hijo a formar amistades puede ser beneficioso para tu hijo y sus futuros amigos. Puedes sugerir a otro padre que tus hijos coman juntos o planeen ir juntos a una actividad compartida.

  1. Busca amistades fuera de la escuela

Felizmente, la escuela no es el único lugar donde los niños pueden hacer amigos. Pregunta a tu hijo los nombres de los niños de su barrio. Llamar su atención a esas relaciones le ayudará a darse cuenta de que tiene oportunidades de amistad fuera de la escuela.

  1. Obtén la opinión del profesor

El profesor de tu hijo puede tener una idea de lo que tu hijo está pasando en la escuela. A veces, “no tengo amigos” significa simplemente que “fulano de tal no quiere jugar conmigo” o “no soy amigo de niños populares”.

  1. Consulta a un terapeuta

Si la situación de tu hijo se convierte en una fuente de ansiedad para él (o para ti), considera buscar el apoyo de un terapeuta. Un psicólogo o consejero infantil puede ayudar a tu hijo en la socialización o descubrir lo que le inhibe de relacionarse con los demás.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.