Aleteia

Si vas a donar sangre, tu alimentación es importante

BLOOD
Wavebreakmedia - Shutterstock
Comparte

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota”: Madre Teresa de Calcuta

La decisión de donar sangre es un gran acto de amor y generosidad, al que estamos todos invitados a realizar con responsabilidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada donación puede mejorar la salud y salvar la vida de otras personas.

Estas donaciones son necesarias para realizar transfusiones las que ayudan a salvar millones de vida al año. Cumple una función vital en la atención materno infantil, en el embarazo y en las respuestas de emergencia a los desastres naturales, en intervenciones médicas y quirúrgicas complejas, así como también ayuda a personas con enfermedades potencialmente terminales a que puedan vivir más tiempo con mejor calidad de vida.

Pero también es importante hacerla con responsabilidad, esto implica cuidarnos antes y después de realizada. Se deben tener en cuenta algunas recomendaciones en cuanto a alimentación para evitar algún malestar posterior. 

Es común que luego de la extracción de sangre nos ofrezcan o comamos algo para reponernos, pero los alimentos elegidos no son los adecuados, son de mala calidad (un refresco, un café, bollos, galletas). 

Por otro lado, un error que se comete en ocasiones es llegar a donar sangre en ayunas, pensando que es necesario como sucede en una extracción de sangre para estudios de laboratorio, pero es un error, ya que ir con el estómago vacío puede provocarnos una bajada de presión arterial. 

Por lo tanto, te comparto algunos consejos de cuidados que debes tener con tu alimentación antes y durante el día de la extracción.

Alimentacion antes de donar

OATMEAL
Artem Evdokimov - Shutterstock

Lo primero es saber, que no debes ir en ayunas, así como tampoco después de una comida muy copiosa. Lo ideal es comer algo ligero, bajo en grasa y azúcares, ya que lo que comemos durante las cinco o seis horas previas generalmente se refleja en nuestra sangre.

Si el donante tiene tendencia a presentar niveles bajos de hierro, es recomendable prepararse tomando alimentos ricos en este mineral.

Algunas opciones 1 o 2 horas antes de ir a donar: un vaso de leche con un poco de avena o 1 vaso de yogur con granola sin azúcar o una fruta cortada con frutos secos, o 1 rebanada de pan integral con un trozo de queso y 1 fruta. 

Además de la alimentación, es aconsejable dormir bien la noche anterior y evitar fumar al menos una hora antes de la donación.

Alimentacion después de donar

WATER
Tarasyuk Igor - Shutterstock

Se deben evitar el alcohol, el café, refrescos cola o bebidas con cafeína porque producen un efecto diurético.

Se aconseja tomar abundantes líquidos, preferentemente agua (3 o más vasos al día) durante las 24 a 48 horas siguientes, de esta manera se evita una caída brusca de la presión arterial y se recupera rápidamente el volumen de sangre. 

Es importante enseguida realizar una comida principal con algún alimento rico en hierro, ácido fólico, vitamina B12 y con moderado contenido en hidratos de carbono de absorción rápida, para ayudar a prevenir una caída en los niveles de hierro en sangre. 

Dentro de los alimentos ricos en hierro se encuentran la carne roja, hígado, almejas o mejillones, cereales integrales, legumbres, huevos y frutos secos.

Algunas sugerencias de alimentos a elegir son: de bebidas, la leche, bebidas de soja, yogur natural o agua, de bocadillos un pan integral con pollo, atún, queso, hummus, con algún vegetal. También puede ser un puñado de frutos secos tostados crudos, fruta desecada como pasas de uva, de ciruela, orejones o frutas frescas de temporada.

El chocolate puede ser también una opción siempre y cuando contenga más de un 80% de cacao.

Otros aspectos a tener presente:

BLOOD
WithGod - Shutterstock
  • La donación es necesaria a lo largo de todo el año, porque la sangre caduca, y no se puede almacenar por un tiempo indefinido. Lo puedes hacer cada 2 meses, con un máximo de 4 donaciones al año los hombres y 3 las mujeres. 
  • Si puedes planificar tus donaciones mejor, de modo que cada año se repartan cada 3 o 4 meses.
  • Luego de la extracción mantenerse en reposo durante unos 10-15 minutos, evitar fumar y beber alcohol en las dos horas siguientes a la donación. 
  • Evitar ambientes calurosos o la realización de deportes o actividades extenuantes al menos hasta el día siguiente.
  • Si quieres saber más puedes consultar en la página de la cruz roja de tu país, o de la OMS http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/blood-safety-and-availability

Recuerda que poder realizar este hermoso acto de generosidad, es regalar vida y beneficia a toda la sociedad, a aquellos hermanos en dificultad y que necesitan de la ayuda de todos nosotros. Es el regalo más valioso que podemos ofrecer a otra persona, hazlo siempre con responsabilidad, cuidando la sangre que donas y también tu salud. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.