Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 10 abril |
San Miguel de los Santos
home iconEstilo de vida
line break icon

Mi marido quiere el divorcio… ¿qué hago ahora con mi vida?

DIVORCE

Zivica Kerkez - Shutterstock

Orfa Astorga - publicado el 10/07/18

Con ayuda profesional y la de los seres queridos, se puede convertir en  una crisis que  ha de generar vida. Como se nos relata en este testimonio de vida. 

Mi esposo me pidió el divorcio a pocos años de matrimonio y con dos pequeños hijos,algo inconcebible para mí, así que escuché aturdidasus incomprensibles sinrazones para abandonarnos, cuando lo amaba profundamente. Lo amaba y necesitaba como el padre de mis hijos.

Fue algo asícomo una muerte pequeña, pero muerte al fin. Por lo que aun pasado un tiempoy admitiendo el hecho, el dolor no me dejaba ver claro que podía y debía rehacer mi vida. La razón me lo decía, pero mi corazón se paralizaba.

Atravesé por una profunda y dolorosa a depresión decansancio psíquico y emocional.

Todas las realidades sensibles que antes disfrutaba, como el deporte, excursiones y otras aficiones, las abandoneafectadacon un vago dolor en la cabeza, un vacío y falta de capacidad para forjar imágenes y recuerdos positivos, de visualizar algún proyecto que me levantara de mi postración.

Los recuerdos me dolían cuando aparecían acompañados de sentimientos que habían cambiado. Como la música que había conmovido mis más íntimas fibras al escucharla tomadade su mano, o las dedicatorias en sus regalos cuyas letras bailaban, cantaban y me seducían ante la idea de una vida plena a su lado. Lo que había sido un inestimable legado de romanticismo me hacía sentir verdaderamente enferma.

Tratando de hacer algo contra mi abatimiento, abandone lacasaimpregnada de tantos recuerdos, llevándomeconmigo a mis hijos… nuestros hijos.

Sufría y no lograba entender mi incapacidad de dejar de amarlo,hasta que reconocí que junto a ese sentimiento, se encontraban otros que me hacían aún más daño, como los de fracaso,vergüenza y culpa.

Entonces apoyándome en mi familia y buenos amigos decidí buscar ayuda profesional.

Fue undifícil comienzo el tener que hablar de quien había sido el gran amor de mi vida pues me faltabanpalabras donde sobrabandolorosos sentimientos; sin embargo, el solo hablar de ello, además de ser un grandesahogo, fue un incipiente renacer a la esperanza.

Poco a poco pude visualizar el necesario orden en las ideas, en las emociones y en las actitudes en mi condición de divorciada.

En las ideas:

El mío había sidoverdadero amor a una persona, y un amor personalno es un asunto de deseos sexuales, emociones omeros sentimientos,cosas pasajeras que explicarían fácilmente la desilusión, pues todas son cambiantes.

El amor personal no es todas esas cosas, pues contiene la verdad de que la persona en su naturaleza, es un espíritu encarnado que trasciende toda limitación para amar, por lo que la indisolubilidad en el matrimonioes una realidad, más que posibilidad.

Es por ello que podemos comprometernos de por vida, pero entre nuestra naturaleza y su capacidad de compromiso, puede entrar en juegola libertad mal empleada. Eso explicaque en mi matrimonio, lo que debió y pudo haber sido, no lo fue, porque mi esposo no lo quiso.

Al no quererlo, mi ex esposo trato de justificar lo injustificable, y al intentarlo, se negó a sí mismo como persona, mientras queyo conserve intacta mi dignidad, lo quedebía convertirse en la piedra angular para volver a edificar mi vida.

En las emociones.

No se trata de convertirnos en cartón – piedra, el duelo es real,y se hace necesario agotar la última lagrima sin dejarnos arrastrar al sentimentalismo, porque si bien los sentimientos son buenos,no son lo mejor, ya que no podemos reducirnos solo a la sensibilidad perdiendo de vista lo que valemos como personas, así como la realidad a la que nos debemos enfocar, pues la vida debe seguir.

No albergo en mi corazón la menor duda de lograr cada vez más una paz interior que me permitan a mí y a mis hijos crecer interiormente, con una vida cada vez más amable, agradable, sosegada. Tampocode mi capacidad para manifestar autentico cariño, ternura y amor si llegase a coincidir con otra persona en el tiempo y espacio del amor, pues la experiencia me ha ayudado a superar facetas más altas e íntimas que habrán de proteger y hacer crecer mi capacidad de amor personal.

En las actitudes.

Me esforzare en la medida de lo posible por trabajary emprenderalgún proyecto, que me permita desarrollarmi personalidad con señorío y domino de mis afectos, sin llevar el corazón en la mano.

Evitare la comodidad y la vida fácil, no buscare dar color ami vidade emociones sensibles con la ayuda de estimulantes externos como el alcohol, ambientes ruidosos o amistadessuperficiales. Buscare en cambiola alegría y el gozo personal de quien tiene la voluntad de encontrar el verdadero sentido a su vida.

El divorcio, las más de las veces,busca sus justificaciones con actitudes que evaden cualquier compromiso personal. Si las personas pudieran reducirse a estas limitadas manifestaciones, no tendría cabida el verdadero matrimonio en el que concurren en perfecta sintonía la naturaleza del ser persona, la libertad y el compromiso.

Por Orfa Astorga de Lira.

Consúltanos: consultorio@aleteia.org

Tags:
autoestimadivorcio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
2
EVALUNA MONTANER
Angeles Conde Mir
Evaluna Montaner trata “de explicar lo inexplicable” en su última...
3
Portaluz
Cuando la Virgen anunció un genocidio
4
SZCZEPIONKA NA KORONAWIRUSA
Kathleen M. Berchelmann
Lo que los católicos necesitan saber sobre las vacunas
5
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
6
Archbishop Georg Gänswein
I.Media
Gänswein: Benedicto XVI esperaba vivir solo unos meses después de...
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.