¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

¿De dónde viene el nombre “Arizona” y quién se lo puso?

ARIZONA
Shutterstock-Ray Redstone
Comparte

La curiosa historia del nombre de uno de los 51 estados de los Estados Unidos

Arizona es uno de los estados al oeste de Estados Unidos, famoso por albergar el Gran Cañón del Colorado y otras espectaculares formaciones geológicas. Limita al oeste con California, al este con Nuevo México, al norte con Utah y al sur con México, con quien comparte el desierto de Sonora.

Y, como los demás estados de esta zona, fue descubierto y colonizado por primera vez por los españoles, quienes le pusieron el nombre. Así consta en los primeros documentos escritos en los que aparece el nombre Arizona, obra del escribano Manuel José de Sosa, al levantar acta oficial, en 1736, del hallazgo de una enorme pepita de plata, en una hacienda cuyo propietario parece que era de origen vasco, Bernardo Urrea.

MAP
Public domain

Existen varias teorías relacionadas con el nombre de este estado: tradicionalmente se creía que procedería de las palabras españolas “zona árida” (en inglés arid zone), y que el nombre inglés sería una traducción del español. También se especulaba con que procediera de las palabras alĭ ṣonak, que en lengua O’odham significa “pequeña fuente”, o incluso del idioma azteca, ari zuma, que significaba “depósito de plata” (justificado por los hallazgos de este metal, que empujaron a muchos aventureros a explorar la zona).

Sin embargo, en los últimos años, el historiador e investigador Donald T. Garate (fallecido en 2010), que dedicó muchos años a escribir sobre la historia de este estado, ha impulsado la tesis de que el origen es vasco: provendría de las palabras Haritz Ona, que en euskera significa “buen roble”. En Arizona, tampoco es casualidad, se encuentra la reserva de robledales más importante de la región.

Esta es la teoría favorita del historiador oficial de Arizona, Marshall Trimble, y se apoya en los estudios de William Douglass, investigador especializado en tema vasco de la Universidad de Nevada-Reno, que escribió a finales de los 70 una tesis sobre el tema. Uno de los puntos que apoyan esta hipótesis es que el topónimo arizona es bastante habitual en otros lugares del continente americano colonizado por vascos (en Argentina, por ejemplo).

”By
”Bosque

, via Wikimedia Commons” size=”full” align=”aligncenter” linkto=”none” /]

Parece bien sólida y documentada la presencia de colonos vascos en toda la zona del Sonora durante el siglo XVIII, lo que hoy comprende el condado de Pima y la ciudad de Tucson, bajando hasta Nogales, ya en la frontera mexicana. La región era extraordinariamente rica en minerales, especialmente plata, y estaba dividida en haciendas, a la usanza española, para su explotación.

Aún hoy no es infrecuente encontrar en la guía telefónica local apellidos como Arizmendi, Teyechea, Garate, Norzagaray, Elizalde y Lizarraga, de familias cuya presencia en la región se pierde en la historia. El mismo Donald Garate, descendiente de vascos, había dedicado su vida a investigar sus propias raíces, y escribió más de 20 ensayos históricos sobre el tema. Investigó especialmente la figura de un insigne vasco propietario de tierras en la región, Juan Bautista de Anza. Pero él solo merecería un artículo aparte…

Así que la tierra del “buen roble” debe mucho más de lo que parece a sus raíces ancestrales hispanas. Unas raíces que merece la pena descubrir para las nuevas generaciones norteamericanas…

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo