Aleteia

Colombia: Los «escarabajos» dispuestos a conquistar el Tour de Francia

FERNANDO GAVIRIA
Fernando Gaviria
Comparte

Quintana, Urán, Bernal, Gaviria, Atapuma y Martínez llegan dispuestos a demostrar que el ciclismo es el deporte nacional de los colombianos

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Tras la dramática eliminación de su selección de fútbol en el Mundial Rusia 2018, los aficionados colombianos esperan con ansiedad el desarrollo del Tour de Francia, la competencia ciclística más importante del mundo en la que dos de sus pedalistas están en la baraja de favoritos.

Nairo Quintana, un modesto campesino de Boyacá que ganó el Giro de Italia 2014 y la Vuelta a España 2016, y Rigoberto Urán, un carismático escalador de Antioquia que obtuvo medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres y fue segundo en el Tour 2017, son las grandes esperanzas de los aficionados para la 105ª edición de la ronda francesa. Incluso, para muchos fanáticos, Nairo y Rigoberto serán los encargados de darle al país la alegría que se frustró con la derrota futbolera ante Inglaterra.

Quintana y Urán no son simples pedalistas sino auténticos ídolos en un país donde este deporte es una pasión desbordada que supera en seguidores al fútbol o cualquier otra actividad atlética. Según el periodista Mauricio Silva Guzmán, quien acaba de publicar el libro La leyenda de los escarabajos en el que condensa las cien hazañas más importantes de los ciclistas colombianos en toda su historia, «esta adorable obsesión es nuestro verdadero deporte nacional porque no hay otra disciplina ―ni siquiera el fútbol― que nos haya dado tantas glorias, fama y títulos internacionales».

En entrevista con Aleteia, Silva Guzmán aseguró que son tan profundas las connotaciones sociológicas de este deporte entre el pueblo colombiano que a sus pedalistas se les relaciona estéticamente con el paisaje.

Para el autor, los ‘escarabajos´―como coloquialmente se les dice a los ciclistas nacionales por sus excepcionales condiciones para escalar― «son una especie de afiche colombianista porque es común verlos cuando surcan las montañas, especialmente del paisaje andino, pero además porque muchos campeones nacieron en el campo o son hijos de campesinos».

En este sentido, el periodista remarcó que en Colombia la bicicleta es usada cotidianamente para el trabajo o estudiar y que en el caso de los grandes campeones «ellos la usaron para trabajar en el campo o ir a la escuela».

 

Una fama bien ganada

El prestigio del ciclismo colombiano que empezó en torneos internacionales de carácter regional en los años 60, se afianzó en la década siguiente cuando Martín Emilio Rodríguez ganó dos títulos mundiales en velódromos de México e Italia: el récord de la hora y la persecución individual en los 4.000 metros. Después vendrían múltiples títulos en México, Venezuela, Ecuador, Guatemala y Costa Rica.

En los 80 aparecieron los primeros triunfos en Europa, especialmente, en el Tour de l’Avenir, con Alfonso Flórez y Martín Ramírez. En los años siguientes allá irrumpieron con sus triunfos figuras como Lucho Herrera, Fabio Parra, Patrocinio Jiménez, Álvaro Mejía, Oliverio Rincón, Víctor Hugo Peña y Santiago Botero. Todos ellos se impusieron en inhumanas etapas francesas, conquistaron la alta montaña italiana y ganaron competencias exigentes como la Vuelta a España 1987, en la que Herrera derrotó a figuras fuera de serie como el francés Lauren Fignon.

En el nuevo milenio más de una docena jóvenes ciclistas se vincularon a famosas escuadras con las que suscribieron millonarios contratos. Sus nombres son tan conocidos en el mundo como los de Chris Froome, Alberto Contador, Richie Porte, Fabio Aru o Peter Sagan. Solo seis de ellos tomarán la largada este 7 de julio en la isla de Noirmoutier al comenzar la competencia francesa. Se trata de los favoritos Nairo Quintana y Rigoberto Urán; el velocista Fernando Gaviria, el escalador Darwin Atapuma, el novato Daniel Felipe Martínez y Egan Bernal, con apenas de 21 años, y de quien los especialistas dicen que será una figura mundial.

Las damas también han conquistado el mundo ciclístico. Mariana Pajón, la ‘reina del bicicross’, es la única latinoamericana que ha ganado un par de medallas de oro en dos Juegos Olímpicos y ha acumulado más de veinte títulos mundiales. A ella se suma Maria Luisa Calle, especializada en pruebas de pista, quien logró una medalla de bronce en los Olímpicos de Atenas 2004 y dos años después obtuvo un título mundial en Francia.

¿Qué posibilidades tienen los ‘escarabajos’ de ganar el Tour 2018? Mario Sábato, narrador argentino de Espn aseguró en entrevista con Canal Capital que Quintana por ser «el mejor corredor de la historia de Latinoamérica y uno de los mejores del mundo», ya está en capacidad de ser campeón en esta oportunidad. Por su parte, la relatora Goga Ruiz-Sandoval comentó en su portal www.bicigoga.com que si Nairo tiene cautela y paciencia, «puede cincelar una posibilidad de ser campeón». Sobre el favoritismo de Urán, la periodista mexicana indicó que «si Rigo quiera ganar, debe arriesgar».

   

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.