¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Si Perón viviese, ¿legalizaría el aborto?

ARGENTINA
Marko Vombergar-ALETEIA
¿Qué hará la Iglesia mientras tanto? En línea con su campaña #ValeTodaVida, la Iglesia ha promovido el ayuno y la oración en todo el país. Si bien los obispos han respaldado y acompañado las movilizaciones de los laicos en las que se han expresado pacíficamente en contra de este proyecto, no las han organizado. Sí han convocado a rezar Misas por la causa de la vida. Fue masiva la concurrencia a la Basílica de Luján, y se esperan también miles para la Misa de hoy a las 20, en la Catedral de Buenos Aires, mientras los senadores estén en sesión. La Misa será presidida por el cardenal Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires, y estará acompañado por numerosos obispos de todo el país.
Comparte

"La Argentina necesita más población y no tiene por qué limitar su natalidad”, respondió una vez Perón en una entrevista

Durante las manifestaciones organizadas para pedir por la legalización del aborto suelen enarbolarse banderas que se identifican como grupos peronistas.

Asimismo, una parte importante de los senadores que siempre se han mostrado afines al peronismo y a sus emblemas aseguraron que votarán a favor de la legalización del aborto en el país, legalización que podría ser aprobada el 8 de agosto en la Cámara Alta.

Pese a que se ha escrito y discutido hasta el hartazgo qué es el peronismo, e incluso hasta combatido por ello, la documentación que se tiene de declaraciones y pensamientos de Juan Domingo Perón parece indicar que, si Perón viviese, no apoyaría la legalización del aborto.

Desde el exilio, Perón observaba cómo Robert McNamara desde su rol de presidente del Banco Mundial promovía políticas de control de la natalidad para evitar el crecimiento demográfico y otorgaba prioridad en los préstamos a aquellos que las aplicaran.

Ante esto, como recordaba estos días la periodista Claudia Peyro del portal Infobae, Perón respondía en una entrevista: “Para mí esto es un disparate. (…) la Argentina necesita más población y no tiene por qué limitar su natalidad”.

“Los peronistas decimos sí a la vida y no al aborto” es el título de un pronunciamiento público rubricado por numerosos dirigentes peronistas, en el que refieren incluso a esa histórica línea de pensamiento del ex presidente argentino.

 

El aborto, escriben, “esconde la intención de aquellos a los que se refería como ‘oscuros intereses internacionales’ de ejercer control poblacional, tal como lo propone el Informe Kissinger, sobre los países de la periferia cuyos recursos naturales son abundantes pero cuyos medios de defensa son escasos”.

Además, en la carta escriben: “Creemos y sostenemos que el aborto es un elemento ajeno a la cosmovisión justicialista y que es algo que forma parte inescindible de la cultura del descarte, donde cada ser humano es un guarismo o una cosa sin sustancia ni finalidad trascendente. El aborto es justamente lo contrario de lo que pregona y persigue el justicialismo”.

Suscriben esa carta, que además expone otros argumentos más allá de la doctrina peronista, el ex presidente Carlos Menem, varios líderes sindicales como Hugo Moyano y Héctor Daer, entre otros.

Recientemente, en varias diócesis argentinas dirigentes peronistas asistieron a Misas en memoria del 44 aniversario del fallecimiento de Perón.

Una de ellas tuvo lugar en la catedral de San Justo, donde el obispo Eduardo García explicó que “el valor vida recorre toda la doctrina de Perón”.

“El criterio de inviolabilidad de la dignidad humana se diferencia sustancialmente del pensamiento liberal y del pensamiento marxista, y por esta razón el peronismo sostiene una clara concepción de este valor en la construcción social, en la cual el hombre es el centro, y tanto el Estado como las diversas formas de organización social están obligados a respetarlo. En boca de su compañera Evita esto toma sensibilidad auténticamente femenina y vital al afirmar: ‘El vientre de la mujer es la cuna sagrada donde se genera la vida’”, completó el obispo.

El nombre de Perón es motivo de grieta en familias argentinas. Algunas históricamente lo adoran; algunas históricamente lo rechazan.

Son pocas las lecturas desapasionadas que aún hoy, a 44 años de su muerte, pueden hacerse. Y son muchas las divisiones que subsisten dentro del movimiento.

Pero también son muchos los peronistas que suscribieron la carta “Los peronistas decimos sí a la vida y no al aborto” y que no querrían que el nombre de su líder sea asociado a la despenalización del aborto en la Argentina.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.