¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¡Sano, económico y de temporada! Haz la compra como toca

SHOPPING
By Russ Beinder | Shutterstock
Comparte

Una cesta de compra con los alimentos correctos te ayudara a cuidar tu salud y el bolsillo

Hay algunos países que en este momento están comenzando el verano y otros el invierno, pero todos tienen sus alimentos frescos de estación.

Una de las principales creencias es que comer sano resulta complicado y costoso, pero en verdad el problema radica en la falta de tiempo y planificación del menú.

Sí nos tomamos unos minutos una vez a la semana para planificar las comidas para toda la semana se verá reflejado en la salud y en la cartera, nadie quiere llegar a cocinar después de una larga jornada de trabajo, por tanto, optamos por elegir opciones poco saludables y más costosas.

Para evitar que esto suceda, te comparto algunas recomendaciones que te ayudarán a ahorrar dinero y ganar en salud.

  1. Intenta consumir al menos 5 porciones de frutas y verduras al día, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Así no te faltará ni vitaminas ni minerales. 
  2. Escoge las frutas y vegetales de temporada no sólo por economía familiar. También para tener los nutrientes justos y acordes al momento del año, para prevenir las enfermedades propias de cada estación. 
  3. Planifica en familia las comidas y haz la lista de compras acorde a lo que necesitas.

Si elegimos frutas y vegetales de temporada, encontraremos múltiples beneficios, puedes ayudarte consultando el calendario de frutas y vegetales de estación de tu región.

WATERMELON
Shutterstock-Dean Drobot

Frutas y vegetales de verano en Europa (meses de julio-agosto)

Frutas: sandía, melón, higos, frambuesa, manzana, pera, melocotón, cerezas, más hacia el mes de agosto tenemos el aguacate, membrillo y el mango. 

Vegetales: zanahoria, nabo, pimientos, ajo, calabacín, cebollas, pepinos y judías verdes.

Sandía, es una fruta muy refrescante y contiene más licopeno que el tomate, un antioxidante que brinda muchos beneficios al organismo, entre ellos reducción del riesgo cardiovascular. Las semillas también las puedes sacar, secar, y comerlas luego como snack.

Pimiento, es bajo en calorías (30 kcal en 150 gramos), rico en fibra, en vitaminas A, C y del grupo B, minerales como magnesio, fósforo, potasio, calcio y tiene algo de proteína. Puede ser beneficioso para la salud del colon, ya que hace que las células de esta zona no pasen mucho tiempo en contacto con otras bacterias dañinas gracias a su contenido de fibra y de vitaminas mencionadas.

WARZYWA W KOSZYKU
Markus Spiske/Unsplash | CC0

Frutas y vegetales de invierno en Sudamérica (meses de julio -agosto)

Frutas: mandarinas, naranjas, limón, pomelo, manzanas y más hacia agosto las frutillas.

Vegetales: zapallo criollo, remolacha, repollo, espinaca, berenjena, boniato, papa, apio, brócoli.

Espinaca, es una fuente de luteína, un carotenoide que protege las células de la retina del envejecimiento, por lo que previene la perdida de la visión. Para prepararla mejor y obtener los beneficios, la cocción debe ser corta y aliñarlas con aceite de oliva.

Pomelo, se considera una fruta depurativa por su sabor amargo dado por la naringenina (sustancia que ayuda al hígado a descomponer las grasas), y que estimula por tanto la función hepática. Además, es ligera (aporta 40 kcal en 100 gramos), es rica en vitamina C y tiene poder antioxidante por ser rica en licopeno que protege contra el envejecimiento de la piel.

Ejemplos de preparaciones sencillas:

ICECREAM
Teri Virbickis - Shutterstock

Helados de fruta:

Ingredientes: ¼ kilo de fruta: frutilla, banana, piña o cualquier otra, 1 cucharada de miel o 2 de azúcar o estevia y menta picada.

Preparación: Congelar las frutas y luego retirar y dejarlas a temperatura ambiente unos 10 a 15 minutos. Colocarlos en un vaso de mixer junto a la miel o endulzante. Mixear bien, servir y terminar con menta picada.

Puedes agregarle pistachos, almendras picadas, melón, frambuesas, arándanos a gusto, o hacerlo del sabor que te guste.

Fuente: Hoy cocinamos nosotros de Diego Ruete e Inés Ramos. (Editorial Aguaclara).

Milanesas de calabacín con ensalada:

Preparación: Lavar y cortar el calabacín en rodajas de un centímetro de espeso. Blanquear el calabacín (cocción rápida de unos 3-4 minutos en agua hirviendo). Para empanar, batir un huevo, y pasar por pan rallado o harina, huevo y nuevamente pan rallado. Colocar en bandeja previamente untada con aceite y llevar a horno moderado hasta dorar. 

Se puede acompañar con ensalada verde de estación ejemplo judías verdes, zanahoria y cebolla. O en invierno con unas papas y remolachas al horno o al vapor.

Te invito entonces a elegir esta opción inteligente, sana, económica y sin etiquetas, y sobre todo a apostar por lo que nos ofrece la naturaleza, así como lo hizo San Francisco de Asís, que fiel a las escrituras nos propone reconocer la naturaleza como un espléndido libro en el cual Dios nos habla y nos refleja algo de su hermosura y de su bondad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.