Aleteia

El día que Chiquitunga “volvió a su casa”, en Villarrica

CHIQUITUNGA
Comparte

Una reliquia de la beata paraguaya llegó a su ciudad natal

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En Paraguay todos siguen hablando de María Felicia Guggiari, quien como religiosa adoptó el nombre de María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como Chiquitunga, la primera beata del país sudamericano.

Y esta vez volvió a ser noticia luego de uno de los reencuentros más esperados: la llegada de una reliquia, un dedo de la carmelita, a Villarrica (departamento de Guairá), la ciudad que la vio nacer el 12 de enero de 1925.

Desde muy temprano, el pasado domingo, fue tal la expectativa que las calles de la localidad se vieron inundadas para acompañar a través de una gran caravana el pasaje de la reliquia hasta la Catedral Espíritu Santo.

 

Fue ahí donde realizó una celebración religiosa presidida por el arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela.

“María Felicia volvió a su casa, Villarrica, y su gente la recibió con mucho cariño”, exclamó Valenzuela, reproduce ABC.  

Y la gente también se expresó, pues la situación fue de júbilo y emoción.

 

«No les puedo explicar la emoción que siento. Se me erizó la piel cuando vi llegar la reliquia de Chiquitunga a nuestra ciudad. Les invito a conversar con ella a través de la oración y les aseguro que sentirán la diferencia. Solo hay que creer», indicó a Última Hora Rosana Villaverde, alguien que se transformó en fiel devota de la nueva beata que tiene Paraguay desde el pasado 23 de junio.

 

¿Quieres saber más sobre Chiquitunga?

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.