¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

¡Milagro en una cueva de Tailandia!… Los 12 niños perdidos están vivos

Comparte

El equipo de fútbol de adolescentes junto a su entrenador fueron encontrados con vida tras varios días de incertidumbre. Ahora resta que puedan ser rescatados de forma inmediata.

La angustia llegó a su fin y este lunes fue confirmada la mejor de las noticias para las familias y allegados de los 12 adolescentes integrantes de un equipo de fútbol que estaban perdidos, junto a su entrenador, desde finales de junio en la cueva Tham Luang Nang Non en la provincia de Chiang Rai, en el norte del país.

Todos están vivos y seguros, afirmaron las autoridades, luego de 9 días de intensa búsqueda en un lugar turístico vinculado al budismo en Tailandia, que había quedó inundado a raíz de las fuertes lluvias.

Precisamente, eso fue lo que motivó a este equipo de fútbol a buscar refugio en la cueva, algo que terminó con la posterior desaparición.

Desde ese momento, en que se notificó la información, las autoridades continuaron con las arduas tareas de rescate que incluyeron la participación de socorristas, entre ellos submarinistas del ejército tailandés.

El trabajo, con el correr de las horas, se transformó en una verdadera carrera contrarreloj y las inclemencias del tiempo. Pero la fe y la esperanza de encontraros con vida siempre se mantuvo intacta.

 “Recé Dios por ellos, pero en mi corazón sé que van a sobrevivir”, expresaba a las pocas horas de conocerse la desaparición de estos niños y adolescentes de entre 11 y 16 años un padre desesperado. “Hijo, vine a buscarte”, agregaba una madre.

El rezo de sus familias, que desde un primer momento se mantuvieron en vigilia y en una zona cercana a la cueva, hoy hace pensar que la vida pudo más y que el primer milagro finalmente se dio.

Sin embargo, la misión continuaba. Ahora resta que se pueda dar la otra de las buenas noticias: que puedan ser rescatados de manera inmediata, pues esto se ha transformado desde ya en el principal objetivo de trabajo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo