¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La lengua de signos llega a las Misiones jesuíticas

PARAGUAY
Comparte

La Misión de la Santísima Trinidad en Paraná (Paraguay): Una apuesta al “turismo inclusivo” y sin barreras

Situada en la cercanía del río Paraná, entre Paraguay y Argentina, la Santísima Trinidad de Paraná es considerada una de las misiones guaraníes más famosas establecidas por los jesuitas en Sudamérica a partir del Siglo XVII.

Fue fundada en el año 1706 y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en el año 1993.

Esta particular misión guaraní–en el Departamento de Itapúa al igual la Misión de Jesús de Tavarengué y San Cosme y Damián- también se caracteriza por ser una de las mejores conservadas y la más extensa, algo que la potencia en cuanto atractivo turístico.

Además de la Iglesia mayor, donde se destacan piezas únicas como la de un conjunto de ángeles músicos en fila, también es posible visitar otros lugares como un museo con otras obras hechas por los indígenas y restos arquitectónicos de las edificaciones, por ejemplo.

Lengua de Señas

En los últimos días la Misión de la Santísima Trinidad de Paraná volvió a ser noticia luego del anuncio de la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) de Paraguay de la incorporación de la lengua de señas al recorrido, una innovación que pretende hacer efectivo el avance hacia políticas de inclusión para un turismo sin barreras.

 

 

“Las personas con discapacidad auditiva que visiten la Misión de Trinidad podrán visualizar un video en lengua de señas con la explicación histórica del patrimonio”, confirma Senatur a través de su sitio web.

“Ya en el recorrido contarán con una tableta con el guiado completo en lengua de señas, haciendo así uso de la tecnología como soporte para lograr accesibilidad”, agrega.

 

 

Para lograr este objetivo fue necesaria la capacitación de guías turísticos con habilidades para el desarrollo de la lengua de señas y de esa manera poder otorgar las indicaciones básicas a personas con dificultades auditivas.

De esta manera, con el impulso de estas medidas, la incorporación de criterios de sostenibilidad –en el marco de un objetivo mundial basado en el Turismo Inclusivo y el fomento del turismo sostenible- en la Ruta Jesuítica permite hacer efectivo el gran anhelo de que todos puedan compartir la belleza y el legado de la Compañía de Jesús en América Latina.

 

Videomapping 3D en Jesús de Tavarengué

Desde este miércoles 20 de junio el tema del lenguaje de señas no ha sido el único anuncio vinculado a turismo en las misiones jesuítcas, pues también se sumó un nuevo atractivo calificado por Senatur como de “primer nivel y único en la región”.

Se trata de la puesta en marcha en la Misión de Jesús de Tavarangué, Itapúa, “un videomapping nocturno en 3D que recrea la labor evangelizadora realizada por la Compañía de Jesús” en Paraguay.

 

 

“Con esta incorporación tecnológica que consiste en una proyección de imágenes y sonidos en tercera dimensión, el turista que visita la Misión de Jesús, además de disfrutar del show, podrá conectarse de manera directa con la historia de la creación y desarrollo de los 30 pueblos fundados por los padres jesuitas en esta región de América”, establece Senatur.

La Misión de Jesús de Tavarangué, junto con la de Trinidad, también ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1993. Es ahí donde el visitante también se puede deleitar con una de las iglesias más importantes de la época y que quedó inconclusa debido a la expulsión de los jesuitas en 1768.

Con información en base a Senatur

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.