¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

La montaña de los siete colores, una belleza que será preservada

VINICUNCA
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

La polémica con una empresa minera derivó en una buena noticia para un atractivo turístico en Cusco, Perú. ¿Cuál es la historia de esta impresionante obra de arte natural?

La famosa montaña de los siete colores ubicada en Cusco, Perú, volvió a ser tema de conversación en los últimos días luego de que se hiciera público que el terreno donde se encuentra había sido otorgado para la explotación minera a la empresa Minquest Perú.

Sin embargo, a las pocas horas de este trascendido, lo vinculado a esta maravilla de los Andes peruanos dio un nuevo giro y tuvo al presidente de Perú, Martín Vizcarra, como protagonista a la hora del anuncio de que finalmente será preservada.

 

Por su parte, La empresa Minquest Perú S.A.C había renunciado a la concesión minera reconociendo su atractivo turístico y cultural a través de una carta dirigida al gobierno de Cusco el pasado 21 de mayo.

“Miniquest y quienes conforman su accionariado después de evaluar diferentes alternativas a la fecha, motivados por su alto respeto y compromiso de preservación de los espacios culturales y turísticos de los que se representa AUSANGATE y Cusco, nos presentamos ante Ud. a fin de hacerles saber que, estamos dispuestos a ceder la concesión minera a la entidad correspondiente de ser el caso, para poner en salvaguarda la integridad tanto del desarrollo cultural y turístico de esta área, como ícono representativo y cultural de nuestro Perú”, se lee en un párrafo del documento emitido por la empresa minera.

 

 

El cambio climático se pinta de siete colores

Intensos tonos de fucsia, turquesa, dorado y amarillo despiertan la atención de miles de turistas a más de 5,200 metros sobre el nivel del mar. Se trata de un arco iris de colores. “Winikunka”, un arcoíris hecho montaña.

Pese al frío y la altitud cerca de mil turistas al día visitan esta cumbre que ha quedado al descubierto tras los efectos del cambio climático. Cerca del apu Ausangate la belleza de sus siete colores impacta. ¿Cuál es la historia de esta impresionante obra de arte natural?

En la cordillera de Vilcanota en el distrito de Pitumarca en la región Cusco se encuentra el otrora nevado que se ha convertido en un destino habitual en los rankings de atractivos turísticos del mundo. Los expertos en viajes de la página web “Business Insider” lo ubican entre los 100 lugares más recomendados.

Siete colores en los Andes

Los arrieros del altiplano y los pobladores la conocían como “QollaÑan” o “camino de los Qollas”. Lo cierto es que su nombre proviene de dos voces quechuas: “Wini”, por las piedras negras que abundan en la zona y “Kunka” que significa cuello por la estrechez del cerro.

“Estos grandes cerros fueron enormes nevados”, cuentan los comuneros de la zona. “Se podía distinguir una línea de nieve que cruzaba sobre ellas”. Parte de las montañas Winikunka fueron nevados en décadas pasadas. Según un informe de la BBC esto explicaría por qué recién se muestran al mundo.

El boom turístico es reciente, pero la historia de la montaña empezó hace millones de años. El agua que antes cubría la zona transportó sedimentos marinos, lacustres, y fluviales hacía este lugar. Estos residuos datan de hace unos 65, a dos millones de años, entre los períodos terciario y cuaternario, según un informe de la región Cusco.

 

VINICUNCA
Shutterstock-kocevav

Los colores del cambio climático

Estos colores llamativos que captan la atención de los turistas se formaron a lo largo del tiempo en franjas. Luego, el movimiento de las placas tectónicas del lugar, elevó los sedimentos hasta que tomaron la forma de montañas. Esos colores fueron adquiridos por la oxidación de los minerales a causa de la humedad de la zona, y la erosión de los mismos, así lo explica César Muñoz, miembro de la Sociedad Geológica del Perú (SGP) para la prensa extranjera.

En la parte baja del Ausangate nace el río Pitumarca que da vida al valle que forma parte de la cordillera de Vilcanota en el Cusco, sus aguas desembocan en el río Vilcanota. La montaña Winikunka se encuentran detrás del imponente nevado Ausangate, el quinto pico nevado más grande del Perú.

El Ausangate es uno de los Apus más importantes dentro de la cosmovisión andina. Los efectos del cambio climático ha descubierto la belleza multicolor de estas montañas, que pertenecen también a la comunidad campesina de Pampachiri, que colinda con los distritos de Pitumarca y Cusipata, en las provincias de Canchis y Quispicanchi.

La ruta hacia los siete colores

El trayecto permite observar manadas de alpacas, llamas y por las alturas a las vicuñas. En estos lugares se puede encontrar zorros, perdices, venados, vizcachas, cóndores y gatos salvajes. Los inmensos andes preincas también son parte del trayecto.

Convertida en una reserva paisajística tiene un área aproximada de 15,026 hectáreas. Para llegar al monte es preciso caminar unos largos tramos, pero también se pueden ubicar caballos dispuestos por arrieros que ayudan con el ascenso.  Al partir del cusco se puede cruzar las localidades de Andahuaylillas, Quiquijana y Checacupe, este último poblado conserva un puente inca que hace parte de la ruta.

En la cúspide se ubica un mirador desde donde se puede observar en todo su esplendor las montañas en una vista de 360 grados. Desde principios de 2016 este espectáculo visual atrae visitantes de todas partes del mundo. Gracias a la popularidad impulsada también por las redes sociales en poco más de dos años, los viajeros que llegan a tomarse fotos se incrementaron.

Estas maravillas escondidas se muestran ante nuestros ojos por el rápido avance del calentamiento global en los Andes peruanos, pero la decisión y el reconocimiento de su importancia dándole énfasis a su preservación también aparece como una luz de esperanza.

Tags:
peru
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones