¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Cómo san Luigi Scrosoppi se volvió patrono de los futbolistas

LUIGI SCROSOPPI;
Comparte

Futbolistas de todo el mundo recurren a Scrosoppi para inspiración e intercesión

Aunque san Sebastián es ampliamente conocido como el santo patrón de los deportes, hasta hace poco no existía un santo específico para el deporte del fútbol. En los últimos años, un aficionado de este deporte decidió encargarse él mismo de esta cuestión y empezó a investigar entre los santos para encontrar uno que fuera un candidato idóneo.

Según el periódico Zeit Online, el empresario austriaco Manfred Pesek reconoció ese vacío y reunió un equipo para descubrir cómo podrían designar un santo para el fútbol. Junto con dos profesores universitarios, examinaron miles de santos para encontrar al adecuado. Sus criterios se articulaban según virtudes específicas que deben cultivarse en el deporte del fútbol, además de un ministerio especial con los niños.

Tras reducir la lista a 10 candidatos, san Luigi Scrosoppi finalmente fue el elegido, un santo que fue canonizado por san Juan Pablo II el 10 de junio de 2001. Scrosoppi era perfecto: un santo que amaba a los niños, que demostró extraordinarias virtudes de caridad y paciencia y que poseía un espíritu alegre.

Juan Pablo II dijo sobre él en su homilía de canonización: “La caridad fue el secreto de su largo e incansable apostolado, alimentado de su contacto constante con Cristo, contemplado e imitado en la humildad y en la pobreza de su nacimiento en Belén, en la sencillez de la vida laboriosa de Nazaret, en la total inmolación en el Calvario y en el silencio elocuente de la Eucaristía”.

Scrosoppi demostró una especial atención a las niñas huérfanas de su área y a los jóvenes que asistían al seminario de Udine, en Italia. Trabajó ardientemente por los más empobrecidos y les ayudó a encontrar esperanza en medio de su difícil situación. Según Rome Reports, era también conocido “por su dedicación a la juventud a través del deporte”.

Entonces, Pesek recibió el apoyo del obispo Alois Schwarz (por entonces obispo de Gurk, Austria), del obispo Andrea Bruno Mazzocato (obispo de Udine) y de la sección ‘Iglesia y Deporte’ dentro del Consejo Pontificio para los Laicos.

El anuncio oficial se realizó el 22 de agosto de 2010, con la presentación de una estatua nueva que representa a Scrosoppi sosteniendo un balón de fútbol. Más tarde, la estatua fue presentada también al equipo nacional italiano. El obispo Schwarz dijo durante su homilía en aquella ocasión especial: “¡Por fin todos los futbolistas, estadios de fútbol y aficionados al fútbol de todo el mundo tienen un santo patrón a quien poder llamar!”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.