¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Una guía visual de los colores litúrgicos que se ven en misa

WHITE,PRIEST,ALB,VESTMENTS
Comparte

El significado de los colores y las verdades espirituales que simbolizan

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

A lo largo del año litúrgico de la Iglesia, los sacerdotes llevan diferentes colores en sus vestiduras. Los colores no son arbitrarios, sino que reflejan un significado profundo para señalarnos una temática espiritual específica.

A continuación disponen de una guía visual de los colores del año litúrgico, con el simbolismo que alberga cada color.

Haz clic en “Galería de imágenes” en la siguiente imagen:

Desde tiempos antiguos, siempre que un sacerdote celebraba el sacrificio de la misa, usaba una prenda grande parecida a un poncho llamada casulla (del latín casubla, ‘capa con capucha’) que cubría su ropa ordinaria.

Esta vestimenta se desarrolló a partir del atuendo romano común de un granjero, que llevaba un poncho amplio para protegerle de los elementos.

En el siglo VIII, la casulla se reservó para miembros del clero y, unos pocos siglos después, se emplearon colores determinados.

Los colores se establecieron para destacar diferentes verdades espirituales según el día del calendario eclesiástico.

De esa forma, cuando alguien asistía a misa podía reconocer de inmediato el color y asociarlo con la temporada o día que se celebrara.

Así se guiaba a las personas hacia un entendimiento más profundo de la fe y reforzaba la lección espiritual de turno que estuviera de relieve.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.