¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¡Vivir cerca de la Amazonía! Un ataque de abejas y todos los jugadores al suelo

BEES
Capture GolTV
Comparte

Un video que también hace reflexionar sobre la vida y la importancia de una de las mayores reservas de la biodiversidad de la “casa común”

Lo que parecía un simple encuentro deportivo local entre dos equipos de la Segunda División del fútbol ecuatoriano se terminó transformando en un hecho que rompió fronteras y tuvo bastante repercusión.

Sucedió el pasado sábado 9 de junio mientras se jugaba el partido entre la Liga de Portovejo y el Manta F.C., en el estadio Reales Tamarindos ubicado en la provincia de Manabí. El cotejo estaba 1 a 1 cuando en determinado momento algo insólito sucedió: casi de forma coordinada y al unísono todos los jugadores en cancha –y hasta los árbitros- se tiraron al suelo.

Esto ocurrió por unos breves segundos, pero fue más que necesario debido a que en ese momento se estaba dando un ataque de un enjambre de abejas y todos intentaron evitar ser picados.

Pero para los que a muchos suele sorprender, para aquellos que viven tanto en la Amazonía como en zonas cercanas se trata de algo común y forma parte de la cotidianeidad y la normalidad.

De hecho, no es la primera vez que ocurre. En 2016 sucedió algo similar, aunque con consecuencias mayores, con la particularidad de que fue durante un partido de Primera División. En aquel momento hubo que suspender el partido debido a que el ataque fue masivo e incluso llegó a los aficionados.

Es por ello que para muchos, esto de los ataques de enjambres de abejas de forma masiva, así como convivir con otras tantas cuestiones que tienen que ver con el clima y el ambiente, no es más que un efecto directo, por ende, una consecuencia directa de vivir en la Amazonía o zonas cercanas.

 

 

Otra vez el foco en la Amazonía

Este hecho anecdótico sucedió a pocas horas de que el Vaticano volviera a hacer énfasis en el tema de la Amazonía y la vida en una de las mayores reservas de biodiversidad de la “casa común”. Esto se hizo efectivo a través de publicación de un documento preparatorio del Sínodo de los Obispos para la Asamblea Especial sobre la Región Panamazónica denominado Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral.

A través de esta nueva publicación la Iglesia vuelve a insistir en que el cuidado de la Amazonía, incluida la protección del medio ambiente, forma parte de la misión evangelizadora de los católicos.

“La Amazonía es una región con una rica biodiversidad, es multi-étnica, pluri-cultural y pluri-religiosa, un espejo de toda la humanidad que, en defensa de la vida, exige cambios estructurales y personales de todos los seres humanos, de los estados, y de la Iglesia”, dice el preámbulo del documento, un trabajo que también hace referencia a quienes ahí habitan, además de los pueblos originarios.

Ojalá, tal cual sucedió con este ataque “insólito” en pleno partido de fútbol para los espectadores foráneos, la defensa de la Amazonía y la “casa común” también se convierta en un tema normal, sin sorpresas (como lo sintieron los protagonistas del ataque masivo), algo que forme parte de vida de todos los días de cualquier hombre de buena voluntad.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.