Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El Papa: El migrante es una persona y no un número, tiene sentimientos y anhelos 

COLLAGE © Matthew C. Wright-CC / Antoine Mekary - ALETEIA
Comparte

Mensaje del Pontífice con motivo de la reunión entre la Santa Sede y México sobre la migración internacional 

“En la cuestión de la migración no están en juego solo “números”, sino “personas”, con su historia, su cultura, sus sentimientos, sus anhelos”, expresó el papa Francisco en su mensaje con motivo de la reunión entre la Santa Sede y México sobre la migración internacional este jueves 14 de junio 2018 en el Vaticano (Casina Pío IV).

Atención por migrantes niños y sus familias 

El Pontífice exhortó a defender la “dignidad” de los niños migrantes y de sus familias y a aquellos “que son desplazados a causa de conflictos, desastres naturales y de persecución”. Pues, sus “derechos fundamentales” pueden ser vulnerados por “redes de tráfico de seres humanos”. 

Las palabras del Papa también llegan mientras continua la disputa entre el gobierno de México y la administración de Estados Unidos que persigue políticas migratorias y de seguridad más duras en la frontera que separa ambos territorios. Además de la reciente declaración del presidente Peña Nieto de que su país no pagará el muro fronterizo, como exige el presidente Donal J. Trump vía Twitter.

Tener el valor de destruir el muro

Los migrantes “esperan que tengamos el valor de destruir el muro de esa ‘complicidad cómoda y muda’ que agrava su situación de desamparo, y pongamos en ellos nuestra atención, nuestra compasión y dedicación”, dijo el Papa en el mensaje dirigido a los participantes de la reunión y leído por monseñor Paul Richard Gallager, Secretario para las Relaciones con los Estados.

Hermanos y hermanas que necesitan protección

Asimismo, mientras el nuevo gobierno de Roma conformado por el movimiento 5 Stelle y la Liga Norte (de derecha extrema) ha cerrado los puertos de Italia a la acogida de la embarcaciones que prestan auxilio a los migrantes provenientes de África por la ruta del Mediterráneo, el Papa insiste en que los migrantes son “hermanos y hermanas nuestros, necesitan una ‘protección continua’, independientemente del status migratorio que tengan”.

El Papa instó a un cambio de mentalidad: “pasar de considerar al otro como una amenaza a nuestra comodidad a valorarlo como alguien que con su experiencia de vida y sus valores puede aportar mucho y contribuir a la riqueza de nuestra sociedad”. 

Por eso, la actitud fundamental – sostuvo – “es la de salir al encuentro del otro, para acogerlo, conocerlo y reconocerlo”. 

Cooperación desde el país de origen hasta el destino 

La Comunidad internacional, según Francisco, tiene que dar una respuesta a la migración actual, “puesto que tiene una dimensión transnacional, que supera las posibilidades y los medios de muchos Estados”. 

“Esta cooperación internacional es importante en todas las etapas de la migración, desde el país de origen hasta el destino, como también facilitando el regreso y los tránsitos. En cada uno de estos pasos, el migrante es vulnerable, se siente solo y aislado”. 

Francisco insistió en que se necesita tomar “conciencia” si se quiere “dar una respuesta concreta y digna a este desafío humanitario”. 

Pactos globales: refugiados y migración

Asimismo, recordó que la Comunidad Internacional está comprometida en dos procesos que conducirán a la adopción de dos pactos globales: “uno sobre refugiados y otro sobre la migración segura, ordenada y regular”. 

En este contexto, dijo: “me gustaría animarles en su tarea y en su esfuerzo para que la responsabilidad de la gestión global y compartida de la migración internacional encuentre su punto de fuerza en los valores de la justicia, la solidaridad y la compasión”. 

El encuentro sobre migración en el Vaticano tuvo lugar en el 25 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos Mexicanos y la Santa Sede. Es, por tanto, una ocasión para fortalecer los “vínculos de colaboración” para seguir trabajando en favor de los “necesitados y descartados de nuestra sociedad”, destacó Francisco. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.