¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Venezuela anuncia compra de medicinas por medio de la OPS: ¿Una oferta engañosa?

PILLS
Perfectlab - Shutterstock
Comparte

El fondo rotatorio al que estaría apelando Nicolás Maduro no es novedad. Sí lo es el hecho de que se disponga a pagar la deuda para acceder a medicinas y que con ello admita de forma tácita que hay emergencia en la nación sudamericana

El anuncio del gobierno de Nicolás Maduro sobre la suscripción de un acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para adquirir medicamentos generó incertidumbre y suspicacia en no pocas organizaciones sin fines de lucro en Venezuela.

No obstante, representa una aceptación tácita de la existencia de una crisis humanitaria compleja, aunque el Gobierno se niega a admitir su existencia. Ocurre además mientras se mantiene una sistemática negativa a la apertura de un canal humanitario que permita la entrada legal de ayuda desde otros países e instituciones, como ha solicitado la Iglesia Católica.

El Fondo Rotatorio de la Organización Mundial de la Salud  (OMS) no es una novedad, ni es exclusivo para Venezuela. Pero sí lo sería el pago de la deuda para poder optar a un nuevo suministro que permita la adquisición de los medicamentos.

La noticia ocurre en momentos cuando se sigue agudizando la crisis de salud en la nación sudamericana, donde el índice de escasez alcanza en algunos fármacos hasta el 100%, lo que deriva en un impreciso número de “muertes evitables” producto de la falta de acceso a tratamiento.

Pese a la censura epidemiológica y la ausencia casi absoluta de cifras oficiales, abundan los informes elaborados tanto por defensores de derechos humanos como por instituciones y organismos sin fines de lucro, los cuales dan cuenta de un ingente empeoramiento de la compleja situación venezolana.

El anuncio del Estado

“Todos los tratamientos oncológicos, inmunosupresores para pacientes trasplantados, incluyendo un 20-25% para los pacientes diabéticos, serán direccionados a través de la OPS”, declaró esta semana el ministro de Salud, Luis López, citado en nota de prensa del Ministerio que rige el sector, sin dar detalles.

También pidió que no se “generen noticias negativas” relacionadas con el sistema de salud venezolano, y lo hizo en la víspera de la visita de Carrissa Etienne, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), quien arribará en las próximas horas a Caracas.

No en vano, analistas estiman que es su presencia la que causó el inesperado anuncio, pues en el seno de la OPS no se conocían en detalle hasta el miércoles las peticiones específicas de la solicitud, salvo por las declaraciones del funcionario de Gobierno.

Promesas oficiales incumplidas

El ministro López negó que haya crisis humanitaria y atribuyó la compleja situación del país a un severo “bloqueo financiero” por parte de Estados Unidos y de otras naciones. Estas, según dijo, obstaculizan “la adquisición de medicamentos e insumos médicos”.

Sin embargo, tampoco el argumento es nuevo. Ya en noviembre de 2017, la gestión Maduro acusó al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, de “prohibir” la venta de medicinas, algo que tuvo inmediata respuesta desde la nación cafetera.

“Nunca hemos negado la venta de medicamentos a Venezuela, ni tenemos ninguna injerencia en la relación entre el Gobierno y la industria farmacéutica”, escribió en ese entonces el ministro de Salud colombiano, Alejandro Gaviria.

“Reiteramos nuestro compromiso de cooperar en los temas de interés en salud pública”, agregó el funcionario neogranadino en aquella ocasión.

“Santos, ¡trágate tus medicinas! Las estamos comprando en la India y van a llegar muy pronto a Venezuela”, dijo Nicolás Maduro el 14 de noviembre del año pasado. ¡Pero las medicinas no llegaron!, o al menos no al grueso de pacientes crónicos que las necesitan, según denuncian desde entonces Convite y Codevida.

Deuda del Gobierno de Maduro

También esta semana, durante un programa radial, el ministro venezolano Luis López aseguró que el Gobierno venezolano no acudirá más a intermediarios: “Vamos a adquirir a través de la OPS (…) Transnacionales, ustedes que son un cartel, no les vamos a comprar más de manera directa”, indicó sin mencionar qué implica el supuesto acuerdo.

“La oposición dice que hay gran cantidad de países que quieren ayudar con el envío de medicamentos e insumos médicos. ¿Por qué no llaman a la OPS, que es el canal regular para ayudar a un país?”, cuestionó el ministro.

Lo que no dijo es el monto de la deuda que tendría el Estado con el organismo, y que sería la razón principal por la que éste no provee medicamentos a Venezuela.

Aunque no hay cifras oficiales, el exministro José Félix Oletta estima el monto alrededor de los 30 millones de dólares. Otras fuentes menos optimistas ubican en 100 millones de dólares la deuda con el Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), cuyo pago sería necesario para su activación.

Cáritas: “El fondo no resuelve crisis de salud en Venezuela”

En conversación exclusiva con Aleteia, la presidente de Cáritas Venezuela, Janeth Márquez, hizo votos porque se logre el ingreso de medicinas a través de la entidad mundial y recordó que “efectivamente, hemos recibido medicamentos por esa vía, e incluso tratamiento para la malaria”.

“La OPS –agregó Márquez- ha estado trabajando con nosotros. Nos ha dado medicamentos. Ha estado preocupada por la situación y dispuesta a intervenir. Pero el Fondo Rotatorio no resuelve la problemática de salud del país”.

“De lo que ellos han ingresado al país, nos han dado para la diabetes, la hipertensión y anti-maláricos. Esto últimos son muy importantes porque hay nuevos casos de malaria (paludismo) en Machiques”, ubicada en el petrolero estado Zulia, en la Sierra de Perijá que es fronteriza con Colombia.

Recordó igualmente que “el Fondo Rotatorio no es nuevo”. Dijo que en el pasado “ha ayudado y ha servido mucho” y sostuvo que “Cáritas ha trabajado en conjunto con la OPS”, al tiempo que “seguimos viendo cómo resolver esta problemática”.

Tanto en la institución social de la Iglesia católica como en la sociedad civil piden a Dios que la declaración oficial no se convierta una vez más en una simple oferta engañosa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.