¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Todos hablan de Héctor Gallego, el cura desaparecido hace 47 años en Panamá

HECTOR GALLEGO
CEP-Panamá
Comparte

“¡Héctor tu memoria sigue viva! ¿Héctor dónde estás?”

En los últimos días comenzó a circular con fuerza la noticia del hallazgo de los restos del Héctor Gallegos, un cura de origen colombiano desaparecido hace 47 años en las montañas de Santa Fe, en la localidad panameña de Veraguas, a manos de efectivos comandados por el dictador Omar Torrijos.

Así lo manifestó su hermana Edilma Gallego, quien en declaraciones a TVN Noticias señaló que los resultados de las pruebas de ADN –luego del hallazgo de restos óseos en un cuartel local- confirman algo que le pone fin a varios años de lucha por conocer la verdad sobre la muerte de Héctor.

Sin embargo, a nivel eclesial aún se mantenía con cautela este anuncio y a la espera de alguna palabra oficial.

“Algo nos ha comentado el arzobispo de Panamá sobre el hallazgo de los restos del padre Héctor Gallego, pero hasta que no nos los entreguen y se comunique oficialmente no podemos decir aquí están”, reveló monseñor Audilio Aguilar, obispo de la diócesis de Veraguas, reproducen medios como Panamá América.

“La comunidad y sobre todo quienes compartieron con Héctor tienen el derecho de saber dónde están sus restos y tenerlos aquí”, agregó el obispo al hacer referencia a estos estudios que se realizaron en el extranjero.

En el mismo sentido se manifestó el propio arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, quien también dijo estar esperando alguna notificación oficial.

Nacido en enero de 1938 en Colombia (Antioquia), Gallego fue el mayor de 11 hermanos. Luego de estudiar primaria y secundaria en su país e ingresar al seminario fue enviado a Panamá, lugar al que volvió luego de ser ordenado sacerdote y donde desarrolló su misión evangelizadora asistiendo a los pobres y campesinos.

Fue su férreo compromiso con los proyectos sociales, la organización de los campesinos en Veraguas lo que lo terminó enfrentando al régimen dominante de aquel entonces. Su vida no estuvo exenta de ataques y amenazas, algo que derivó en su secuestro y desaparición en junio de 1971.

 

HECTOR GALLEGO
Ken Mayer-(CC BY 2.0)

 

“Mártir del Concilio Vaticano II”

El pasado 9 de junio el Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Panamá emitió un pronunciamiento con motivo de los 47 años del secuestro de Gallego “por defender la causa de los pobres, de los campesinos de Santa Fe”.

“El Padre Héctor fue un auténtico testigo del Evangelio que se entregó por amor a la Iglesia y a Jesucristo, a un pueblo empobrecido, con el que compartió su pobreza y desde ahí, le habló de su dignidad como hijos e hijas de Dios; de las posibilidades de que a través de la organización podían romper las cadenas que les impedían mejorar su calidad de vida”, señalan los obispos en el comunicado.

“Ahora más que nunca, en que a los jóvenes de nuestro país requieren de testimonios de entrega por los demás, Héctor Gallego se convierte en un referente actual para la Iglesia y para la sociedad”, prosiguen.

“Jamás dejaremos de clamar por conocer la verdad de lo que sucedió con el Padre Gallego; mantendremos vigente la memoria de este sacerdote colombiano que sembró con su vida en nuestra tierra istmeña el Evangelio de la esperanza en Jesucristo ¡Héctor tu memoria sigue viva! ¿Héctor dónde estás?”, concluyen.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.