¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

El tipo de alimentación del futbolista marcará también goles en el Mundial

FOOTBALL
EFKS - Shutterstock
Comparte

La nutrición es importante para cada deportista porque afecta a su rendimiento

El talento, la motivación, el entrenamiento, son muy importantes para jugar un partido de fútbol, pero el margen entre la victoria y la derrota puede ser muy pequeño. Por lo que es necesario estar atento en cada detalle para hacer la diferencia, y uno de ellos es la alimentación. 

Pues sí, la dieta afecta el rendimiento, y los alimentos que consume el futbolista durante su entrenamiento y la competencia pueden afectar su desempeño en la cancha. 

Es que en cada partido realizan de 30 a 50 carreras (10 a 15 metros), de muy alta intensidad (dependiendo de la posición en que juegue), cada jugador pone toda su energía, y esto conlleva un gran desgaste físico, reduciéndose las reservas energéticas del futbolista, las que deben ser reconstituidas a través de una correcta alimentación.

“Cuando una persona da lo mejor de sí misma, experimenta la alegría del deber cumplido”, (Documento “Dar lo mejor de uno mismo”, elaborado por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida).

Al dar lo mejor de sí, uno busca lógicamente la victoria, pero también es importante, la forma de alcanzarla, con honestidad, capacidad de entrega, sacrificio y autosuperación. En todo momento el futbolista tanto dentro como fuera de la cancha está tomando decisiones libremente, pero con responsabilidad. Una de ellas se trata de su alimentación, consumir alimentos de manera de no afectar el rendimiento deportivo.

Elecciones básicas que deben hacer para obtener el mejor rendimiento

Alimentos especiales:

Es tan importante comer sano como hacerlo durante el día.

Se pueden recomendar hasta 6 ingestas al día, se necesita alcanzar un mínimo de hidratos de carbono complejos presentes en el arroz, pastas, cereales, pan, entre otros para evitar el cansancio prematuro del jugador.

Las barritas aportan hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales. Es una manera fácil para hacer ingestas previas al partido o la recuperación posterior. Van muy bien durante los programas de entrenamiento de resistencia.

Uso de complementos deportivos y ergogénicos

Los complementos ergogénicos como la creatina no son necesarios. No hay muchos estudios que evidencien un gran beneficio para el futbolista, además pueden aumentar 1 kg de peso al retener líquidos. 

En cambio, los complementos deportivos como líquidos, geles sí son sumamente importantes para mantener una adecuada hidratación y el aporte de hidratos de carbono.

Cuando hablamos de líquidos son el agua, bebidas para deportistas con electrolitos (aportan energía, electrolitos e hidratan), geles (son una manera rápida de ingerir hidratos pero se deben acompañar de agua), o agua con frutas naturales.

También puede aportarse los hidratos y proteínas con batidos (poco volumen), que ayudan a la recuperación posterior o antes de realizar un entrenamiento de resistencia. 

FOOTBALL
Symbiot - Shutterstock

¿Siempre deben comer lo mismo?

Los equipos no entrenan cada día de la misma manera, por lo tanto, no deben comer todos los días igual. Hay varios aspectos a tener en cuenta, entre ellos si están en pretemporada, competencia o temperada de descanso. Así como también si es una previa o un post-partido que en estos casos requieren distintas necesidades de nutrientes y energéticas.

Por lo tanto, es necesaria una buena organización por parte del deportista o del club para llevar en práctica la planificación dietética. 

En estos deportistas la dieta debe ser variada, saludable, y específica para cada jugador. Principalmente necesitan aumentar la masa muscular y la fuerza, lo que implica un equilibrio energético, entre una adecuada ingesta de hidratos de carbono que le dará la energía que necesitará para el entrenamiento y la recuperación, así como una ingesta de proteínas programada en relación a las sesiones de entrenamiento.

FOOTBALL
Maxisport - Shutterstock

Una necesidad diferente en cada momento del partido

  • Antes del partido la comida debe tener un buen aporte de energético, con proteínas y grasas saludables como aceite de oliva, de fácil digestión, pero saciante y acompañar con líquidos. Realizarla entre 2 y 4 horas antes del partido, de manera que el jugador no sienta hambre durante el calentamiento previo al partido y la competición. 
  • Durante el partido principalmente se produce una gran pérdida de líquidos y mayor consumo del glucógeno muscular. Por lo que se debe evitar los calambres musculares y disminución del rendimiento mediante la reposición de hidratos de carbono y líquidos durante el partido.
  • Durante el descanso, es momento para ingerir líquidos e hidratos de carbono sencillos, con el fin de mantener los niveles de glucosa, garantizar el combustible neuronal, mejorar el rendimiento y evitar la fatiga.
  • Después del partido, lo fundamental es la rehidratación y la recarga nutritiva, debe realizarse enseguida de terminado el partido (antes de las 2 horas). Ejemplo: 1 bocadillo + 1 Fruta o bebida energética.

Es importante la ayuda de un nutricionista para que los jugadores mantengan un peso adecuado y mejorar su rendimiento deportivo mediante una dieta personalizada.

Practicar un deporte nos ayuda a dar lo mejor de nosotros mismos, a descubrir sin miedo nuestros propios límites, y a luchar por mejorar cada día.

Cada selección estará atenta a cada detalle y sus nutricionistas también, ahora solo queda que la pelota comience a rodar y alentar con el corazón a nuestros jugadores.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.