¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

¿Adicto al entretenimiento? Desafiantes consejos de san Francisco de Sales

ST FRANCIS DE SALES,INTRODUCTION TO THE DEVOUT LIFE
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Sus palabras pueden ser difíciles de digerir, pero quizás ofrezcan la clave para una alegría y felicidad duraderas

Considerado uno de los santos más influyentes de los últimos 500 años, san Francisco de Sales hizo grandes progresos en el siglo XVII como escritor espiritual. Escribió uno de los clásicos espirituales más populares de todos los tiempos, la Introducción a la vida devota. Con esta obra cambió el panorama de la escritura espiritual y ofreció inspiración a incontables almas desde su publicación. Su espíritu amable y sus consejos prácticos hacían de este libro algo aplicable a cualquier edad.

Aquí tenéis cinco citas poderosas de su profundo libro, donde Francisco de Sales desafía al alma a examinar su apego a diversos divertimentos.

Los juegos, los bailes, los festines, las pompas, las comedias no son esencialmente cosas malas, sino indiferentes, y pueden ejecutarse bien o mal.

Aunque sea lícito jugar, bailar, adornarse, asistir a representaciones honestas y a banquetes, si alguien llega a aficionarse a ello, es cosa contraria a la devoción y, en gran manera, peligrosa.

No está el mal en hacerlo, sino en aficionarse.

Los niños corren y se cansan detrás de las mariposas; a nadie parece mal, porque son niños. Pero, ¿no es cosa ridícula y muy lamentable ver cómo hombres hechos se aficionan e impacientan por bagatelas tan indignas, como lo son las cosas que acabo de enumerar, las cuales, además de ser inútiles, nos ponen en peligro de desarreglarnos y desordenarnos, cuando vamos en pos de ellas?

Es un mal sembrar de afectos inútiles y vanos la tierra de nuestro corazón, pues ocupan el lugar de las buenas impresiones e impiden que la savia de nuestra alma sea empleada por las buenas inclinaciones.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones