Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Será santo Chesterton?

CHESTERTON
10. El charlatán moderado, de Gilbert K. Chesterton

Es una novela de misterio de corte clásico, en la que se desconoce el asesino, el móvil y el modus operandi hasta la última página. Un artista se enamora de un árbol y, entorno a él, planta un jardín y construye su casa. El artista vive con su hija, a quien acude diariamente a visitar un joven médico. Este en cada visita encuentra más siniestra la visión del árbol. Esta novela es ideal para una lectura meramente de ocio, pues no es literariamente ambiciosa, pese al prestigio de su autor.
Comparte

"Estamos esperando y rezando para que [el Obispo Doyle] tome una decisión positiva y recomendaremos a la Congregación para los Santos que oficialmente abran la causa".

G.K. Chesterton, el genial maestro inglés de la paradoja y del sentido común, quien murió como ferviente católico en 1936, podría llegar a los altares.  El autor de la saga del Padre Brown y de tantas novelas y ensayos como La Esfera y la Cruz o El Hombre Eterno; el biógrafo de Santo Tomás de Aquino o San Francisco de Asís, está en la mira de sus millones de admiradores para que se convierta en santo próximamente.

“Chesterton se erige como el santo que contradice al mundo en términos de hablar en contra de una mala filosofía y malos pensamientos”, dijo Dale Ahlquist a la revista electrónica Ängelus.  Ahlquist es el presidente de la Sociedad Estadounidense Chesterton, misma que se ha preocupado por divulgar su obra y su pensamiento en todos los medios, incluida la televisión en Estados Unidos.

“Chesterton es alguien que realmente ha contradicho la época. Él es, de hecho, un creador de conversos. Hay cientos de personas que han llegado a la fe católica como resultado del encuentro con G.K. Chesterton, y ciertamente soy uno de ellos”, remarcó Ahlquist, quien tiene un texto canónico sobre el escritor inglés a quien llama “apóstol del sentido común”.

La presencia de Chesterton cada 29 de mayo es con motivo de su cumpleaños (este 2017 hace 144 años).  La causa –conducida por Canon John Udris—se espera esté completa este verano. Luego será enviada al obispo Peter Doyle de Northampton, quien consultará con el Vaticano sobre si abrir la causa de la beatificación.  Ahlquist dijo que la decisión probablemente será anunciada este otoño.

La conversión al catolicismo de Chesterton coincidió con su matrimonio con Frances, su mujer de toda la vida, y sucedió en 1922, aunque antes había escrito ampliamente sobre el cristianismo, por ejemplo, en su libro clásico de apologética, Ortodoxia.

Ahlquist dijo –en entrevista con Catholic News Service- que hay mucha evidencia para la beatificación de Chesterton: “su virtud heroica, su bondad y su humildad”. Sin embargo, dijo que el inglés es más conocido por defender la fe y la razón.

“Vio el ataque a la familia, a la vida misma, al ataque a la fe, pero también al ataque a la razón y al uso de un pensamiento bueno, sólido y racional. Sabía que la gente estaba comenzando a liderar con sus estados de ánimo y liderar con sus emociones”.

Con el continuo deterioro de la razón en el mundo de hoy, Ahlquist sugirió que el mundo necesita un santo opuesto a la cultura. Citó el dicho de Chesterton sobre Tomás de Aquino: “A veces la edad se convierte por el santo que más lo contradice”.

La devoción personal a Chesterton está creciendo, dijo Ahlquist, y señaló que su organización ha distribuido miles de tarjetas de oración de Chesterton en 12 idiomas diferentes en todo el mundo. “Estamos esperando y rezando para que [el Obispo Doyle] tome una decisión positiva y recomendaremos a la Congregación para los Santos que oficialmente abran la causa”.

Finalmente, lo que perseguía Chesterton era el respeto por la verdad, y la verdad tiene que ver directamente con la tradición.  Solía decir en una de sus frases fulgurantes: “Los que abandonan la tradición de la verdad no escapan hacia algo llamado libertad.  Solo escapan hacia otra cosa que llamamos moda”.

Con información de Ángelus y Catholic News Service

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.