Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El gobierno de Buenos Aires ratifica al ministro que agravió a la Iglesia, por ahora

AVOGADRO
Facebook capture video
Comparte

Pese a la vehemente reacción en contra del gesto del ministro, de momento ni renunció ni lo echaron

Se han quejado las más altas autoridades eclesiásticas del país. En internet, más de 22.000 personas firmaron pidiendo su renuncia. Pero después de que se difundan las agraviantes imágenes en las que el ministro de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Enrique Avogadro, comía una torta hecha con la forma de Jesucristo resucitado, el funcionario fue ratificado en el cargo por el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta.

Aunque cuestionó la actitud de su funcionario y dijo como creyente sentirse dolido, “agraviado y sorprendido”, Rodríguez Larreta dijo en una carta al cardenal Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires lo siguiente:

“Luego de una profunda conversación con el ministro Avogadro, creo en su genuino y sincero arrepentimiento, así como también en su voluntad de reparación. Estoy convencido que con su trabajo y una mejor comprensión del sentir de muchos vecinos en la Ciudad, podrá trazar un camino de enmienda de los hechos acontecidos”.

El jefe de gobierno expresó así su malestar con su ministro, pero lo ratificó en el cargo, aún ante los pedidos de renuncia.

Pocas horas antes, el cardenal Poli le había enviado una carta en la que expresaba que el hecho “nos duele profundamente y rechazamos con vehemencia, más aún teniendo en cuenta la especial piedad al Cuerpo de Cristo, cuya Solemnidad la Iglesia Católica celebrará el próximo fin de semana”.

“Aun la posterior excusa pública del Ministro de Cultura fundamentada en la defensa de la libertad de expresión artística –derecho que no objetamos–, no tuvo en cuenta el respeto a los hombres y mujeres que profesamos la fe de los cristianos, y que su libre ejercicio y expresión constituyen un derecho garantizado por la Constitución Nacional”, había asegurado el cardenal Poli.

El cardenal se había expresado haciéndose “eco de muchísimas personas de variados sectores sociales, que en estas horas sienten vulnerados sus más caros sentimientos religiosos”, y había cerrado su mensaje dejando “a su ponderado juicio un justo y público manifiesto sobre nuestra demanda”.

Otro prelado que fue vehemente y elocuente fue el obispo de Avellaneda, Lanús monseñor Rubén Frassia, quien expresó: “La superficialidad en lo mediático, la falta de objetividad y de respeto una vez más,independientemente de la motivación con que se realizó, nos preocupan. Me parece que sólo las disculpas no son suficientes”.

Antecedente en España

En 2015, el concejal de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata debió renunciar al cargo al que había sido recientemente designado por unos tuits que había escrito en 2011, entre ellos uno muy agraviante para con la religión judía.

Por ahora, el cargo de Enrique Avogadro no siguió la misma suerte. Ni renunció, ni lo echaron. Pero es muy probable que tenga que hacer bastante más que disculparse por redes sociales para ganar la confianza popular para un cargo cultural en una ciudad que, como su mismo jefe Rodríguez Larreta aseguró, “es un orgullo de diálogo y de convivencia religiosa”.

Tags:
argentina
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.