Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 26 noviembre |
San Juan Berchmans
home iconActualidad
line break icon

En China, las empresas controlan las emociones de sus empleados

ARTIFICIAL INTELLIGENCE

By Production Perig | Shutterstock

Marzena Wilkanowicz-Devoud - publicado el 30/05/18

Una docena de grandes empresas chinas utilizan sensores para monitorizar la vida emocional de sus empleados en tiempo real. Una manera de aumentar su productividad, dicen los empleadores.

Bienvenidos al mundo de la transparencia total, mucho más allá de la visión de George Orwell. Depresión, tristeza, rabia, estrés, fatiga, excitación… ¡Todas las emociones que sientan los empleados a partir de ahora son detectables en tiempo real por sus empleadores!

En efecto, una docena de empresas chinas, entre ellas empresas de transportes, empresas de logística y empresas del sector energético, ya han instalado este inédito sistema de vigilancia. Utilizando un casco con sensores cerebrales, conectados directamente a la inteligencia artificial de un ordenador, controlan la actividad emocional de sus empleados.

¿Del ‘open space’ al ‘open brain’?

Un paso adicional por parte del Gobierno para controlar mejor a su población, además de una mayor vigilancia de Internet. Por no mencionar que el país se jacta de poder encontrar a una persona entre una multitud de decenas de miles gracias a la videovigilancia y el reconocimiento facial.

Según los autores del programa financiado por el Gobierno, este control emocional debería fomentar la productividad. “Un empleado demasiado sensible en un puesto clave puede afectar a toda una cadena de producción”, explica al South China Morning Postel profesor Jin Jia, implicado en el desarrollo de este nuevo.

“Cuando el sistema detecta un problema, el gestor pide al empleado que se tome un día libre o que trabaje en una posición menos crítica. Algunas posiciones requieren una concentración significativa y no tienen ningún margen para el error”, precisa.

Esta tecnología financiada por el Gobierno chino revela cruelmente la ausencia de una ley que limite el uso de este tipo de sistemas en China. Lamentablemente, las cuestiones de la privacidad y la explotación de los datos sobre las emociones de las personas no aparecen en ningún debate.

Tags:
chinaemocionesempresamanagementtrabajo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.